Poco a poco, el Camino Primitivo va ganando capacidad para acoger a peregrinos. El incremento en el número de plazas sigue siendo del todo necesario pues en muchos días de primavera y de verano los albergues, más pequeños en general que en el Camino Francés, se llenan rápidamente y dejan fuera a los últimos caminantes, que deben recurrir a alternativas más caras como hostales u hoteles.

El los últimos meses se ha puesto en marcha el nuevo albergue de Oviedo, de 40 plazas (que ya son insuficientes), el nuevo albergue de Salas, de 16 plazas (también insuficientes), y un albergue privado en Berducedo, que incrementa en 10 más las 12 plazas del albergue municipal.

A éstos debemos ahora añadir el recién inaugurado albergue municipal de Cabruñana (pertenece al Ayuntamiento de Grado), de 18 plazas y ubicado en los bajos de las antiguas escuelas. La pequeña aldea de Cabruñana, de 50 habitantes, se encuentra a 2,5 km más allá del albergue de San Juan de Villapañada, y 5 km antes de Cornellana.

Fuente: gronze.com