Un total de 7.300 peregrinos pernoctaron a lo largo del año pasado en Deba con un descenso del 6% con respecto a 2013

Albergue de peregrinos de Deba, Guipúzcoa

Albergue de peregrinos de Deba (Foto: Ander Salegi)

Los peregrinos ya tienen su albergue. Han pasado ya unos meses desde que la Asociación de los Amigos del Camino de Santiago dejó su local situado en la Alameda y se trasladaron a la estación de tren, con unas instalaciones completamente nuevas y más amplias, y que dispone de 56 camas. En total, 16 voluntarios -la mayoría de Deba, aunque también hay de Mutriku y Eibar- trabajan todos los días del año para hacer confortable el paso de estos viajeros por el municipio.

El número de peregrinos que se alojó el pasado año en el albergue descendió un 6%. Se dio cobijo a unas 7.300 personas por las 7.758 de 2013. El presidente de la asociación, José Mari Izaga, explica que «esta disminución se ha debido a que la asistencia se ha cubierto únicamente con el nuevo albergue y algunos en el frontón Aldats, mientras que en años anteriores también se habilitaba la ikastola».

Más allá de estos datos concretos, Izaga estima que «otros 2.000 peregrinos pernoctaron en 2014 en Deba, pero haciendo uso del hotel y el hostal» y valora que «cerca de 12.000 pasaron por el municipio», teniendo en cuenta que «hay personas que llegan, pero no se detienen y siguen su camino hasta Mutriku». Asimismo, tras hablar con miembros de otras asociaciones que se dedican a la misma labor, valora que el número de gente que el año pasado realizó el Camino del Norte del ascendió un 10% en general.

«Las personas que vienen están contentos con las nuevas instalaciones», explica Izaga. Y vienen de muchas partes, con un 58% extranjeros y un 42% del Estado, que «suelen venir en buenas condiciones, sin problemas físicos». Además, hay gente durante gran parte del año. En diciembre, un mes en el que las condiciones meteorológicas no acompañan, llegaron al albergue 23 peregrinos.

La procedencia de las personas que llegan desde el Estado no cambia. La mayoría de ellos provienen de Cataluña y Madrid, algo que se repite habitualmente. Además, hay que destacar también que muchos andaluces optan por realizar el Camino del Norte a la hora de hacer el Camino de Santiago.

La tendencia sigue la misma línea en lo que a extranjeros se refiere. Los franceses mandan en la tabla, seguidos por los alemanes, que el año pasado fueron 860. También pasaron por las nuevas instalaciones debarras muchos italianos. Sorprende también la llegada de muchos estadounidenses, en total 175. Además, por Deba han pasado personas procedentes de sitios tan dispares como Letonia, Libia, India, Chile, China, Grecia o Uruguay.

Leído en Diario Vasco