Peregrinas en el Camino de Santiago Portugués en Galicia :: Albergues del Camino de Santiago

Peregrinas en el Camino de Santiago Portugués en Galicia

El Camino Portugués continúa con su aumento imparable de peregrinos. La senda jacobea que atraviesa la provincia de Pontevedra de sur a norte, camino de Santiago, y que pasa por los municipios de Valga y Pontecesures, sumó el pasado año casi 60.000 caminantes, lo que supone un 43 por ciento más que en 2010, cuando tuvo lugar el último Año Santo.

Según las cifras oficiales proporcionadas por la Catedral de Santiago, durante el pasado año se entregaron 59.233 «Compostelas» a peregrinos que habían hecho el Camino Portugués. La cifra es muy superior tanto a la de 2016, cuando habían sido poco más de 49.500, como a la de 2010. Entonces, en pleno Año Santo, recorrieron esta ruta jacobea 34.147 personas.

El Camino Portugués consolida así su enorme crecimiento, que empezó a hacerse patente después del último Año Santo. Una situación que obligará a administraciones y particulares a esforzarse más si cabe en la puesta a punto de esta ruta, ya que el próximo Año Jacobeo es en 2021, lo que a buen seguro significará una prueba de fuego para este itinerario.

El espectacular incremento de caminantes tiene un reflejo tanto en el número de infraestructuras existentes, con la creación de los albergues públicos de Pontecesures y Valga, como en la salud de determinados negocios privados situados en las inmediaciones del Camino. Así, se han creado algunos nuevos, al tiempo que hay supermercados o establecimientos hosteleros que han visto aumentar su clientela de forma exponencial.

Uno de cada cinco

En 2010, hicieron alguno de los Caminos de Santiago algo más de 272.000 personas. Aquel año, el 70 por ciento de las mismas se decantaron por recorrer el Camino Francés -que cruza los Pirineos y la península Ibérica de este a oeste-, mientras que el 12,5 por ciento escogieron el Portugués. En tercera posición se encontraba el Camino del Norte -entra en España por Irún y recorre la cornisa cantábrica, hasta entrar en Galicia por Ribadeo-, que con 18.000 viajeros suponía entonces el 6,6 por ciento del total.

El porcentaje ya había variado considerablemente el año pasado, puesto que el Camino Francés ya solo suponía el 63 por ciento, y el Portugués había subido hasta un 17,8 por ciento del total.

Una situación que parece deberse a la masificación de la ruta francesa, lo que dificulta encontrar momentos de soledad o recogimiento, como desean algunos peregrinos, o incluso encontrar cama en los albergues. La masificación también parece estar detrás de la escalada de precios en la comida, lo que empujaría a un crecimiento número de personas a buscar otras posibilidades. Y así fue de nuevo durante 2017, pues durante ese ejercicio los peregrinos procedentes de Tui supusieron un 19,68 por ciento de los 301.036 del total.

Leído en Faro de Vigo