La ruta del Camino de Invierno a Santiago de Compostela ya dispone del primer albergue en la localidad de Villavieja en el término municipal de Priaranza (León).

Con más de 200.000 euros de inversión de Junta y Diputación, el edificio de las antiguas escuelas ha abierto con capacidad para 16 personas en literas, baños y duchas, un salón recepción y una cocina. Es un equipamiento básico, reconoce el alcalde, José Manuel Blanco, pero imprescindible para garantizar el servicio a los peregrinos.

El alcalde de Priaranza del Bierzo, José Manuel Blanco, aseguró este miércoles que el albergue de peregrinos inaugurado en las antiguas escuelas de la localidad de Villavieja supone “la primera piedra” en la construcción de la futura red de albergues del Camino de Invierno a Santiago. “Hoy damos otro paso, que esperemos que sirva para dar el impulso definitivo a la Ruta”, explicó Blanco, que confió en que la nueva infraestructura “anime a la iniciativa privada a instalarse en la zona”.

Ahora el Ayuntamiento busca la manera ‘de ceder la gestión a un particular que decida instalarse en la localidad’ e insuflar de vida a esta pedanía de Priaranza. En ese sentido, el regidor insistió en que la gestión del albergue podría ir ligada a la llegada de población al municipio. “Nos gustaría que fuera alguien que se instalara en el pueblo y lo llevara”, aseguró Blanco, que consideró que la apertura de alojamientos en esta ruta alternativa al tradicional Camino Francés “era algo que se necesitaba”.

En cuanto a las instalaciones, el albergue cuenta con una zona de salón y recepción, así como baños y cocina, en el piso inferior. Subiendo las escaleras, se encuentran las habitaciones con capacidad para 16 huéspedes, además de las duchas. El presupuesto para la adecuación del edificio contó con 100.000 euros de subvención de la Junta para la primera fase de las obras, a los que se sumaron los 100.000 euros que también aportó la Diputación de León a través de su plan de infraestructuras y redes, para la segunda fase de las actuaciones.

El albergue lleva el nombre del excomisario del Caminos de Santiago en Castilla y León, Manuel Fuentes, un hombre que apostó decididamente por impulsar esta ruta y que ha mostrado su entusiasmo ante la apuesta por dotar de infraestructuras el itinerario que ha manifestado la recién creada Asociación de Municipios de Camino del Invierno.

Blanco le definió como “una de las personas que más se involucró en este proyecto dentro de la Junta”. “Hace diez años, cuando nadie apostaba por el Camino de Invierno, él sí lo hizo”, reconoció el alcalde, que elogió también la tarea de Serafín Álvarez Garnelo o Isidro García Tato en la búsqueda de documentación histórica sobre la ruta.

En cuanto a que el albergue lleve su nombre, Manuel Fuentes considera la decisión del Ayuntamiento un privilegio ‘inmerecido’ a su persona. Mostró su “profundo agradecimiento” por el reconocimiento de su trabajo y expresó la “gran satisfacción” por poner nombre a la instalación. Tras el reconocimiento oficial del trazado por parte de la Xunta de Galicia, Fuentes confió en el “futuro espléndido” y el “potencial fantástico” del Camino de Invierno y consideró que la solución a los problemas de alojamiento servirá para la puesta a punto del itinerario. “Los pasos son serios”, resumió.

En la misma línea, el vicepresidente de la Diputación para el Bierzo, Ángel Calvo, confió en el “futuro brillante” que aguarda al nuevo albergue y consideró que su inauguración debe suponer una “piedra de toque” para que otras localidades de la provincia busquen potenciar sus recursos turísticos.

Desde la presidencia de la asociación de municipios del Camino de Invierno que ostenta Ponferrada, la concejala de cultura, María Antonia Gancedo considera este albergue el primer paso para la red por la que apuestan los 23 ayuntamientos integrados en el colectivo, y valoró que “dotar de infraestructuras a la ruta” era uno de los principales objetivos de este colectivo.