Peregrinos por el Caminio Portugués por la Costa :: Albergues del Camino de Santiago

Peregrinos por el Caminio Portugués por la Costa

Los datos oficiales y ya definitivos de la Oficina del Peregrino confirmaron los que ya se vinieron dando a lo largo de los últimos meses, y con ello que el Camino Portugués de la Costa, que cruza Vigo, es el que más crece con mucha diferencia entre las rutas a Santiago.

En 2018 subió un 100 por cien y rozó los 14.000 peregrinos, cifra impensable tan sólo dos años antes, cuando se hizo oficial.

El incremento apunta a que de consolidarse, como parece debido a ser el único itinerario jacobeo que discurre paralelo al mar, se podría colocar pronto en tercera posición, incluso en 2019.

De hecho, pese a tratarse del último en convertirse en reglamentario se quedó a apenas un millar del Camino Inglés y del Camino Francés Primitivo y a 5.000 del Camino del Norte.

Los cálculos de la oficina de la Xunta para el Xacobeo pasan por que siga aumentando, pese a que aún no está señalizado en su totalidad, en especial a su paso por Vigo, donde no hay guías ni el Concello ha permitido hasta el momento la colocación de los mojones oficiales, que se quedan a la entrada, en la carretera autonómica.

Desde San Andrés de Comesaña hasta Teis los peregrinos tienen que seguir su propia información y a menudo se pierden.

Este año tendría que iniciarse la obra del primer albergue, en la Ribera del Berbés, con capacidad para 90 plazas y apertura antes de 2021, cuando será el Año Santo.

También destaca el caso del Camino Portugés del interior, que llega desde Braga hasta Tui y continúa hacia Redondela, donde entronca con el Camino de la Costa.

La ruta interior obtuvo un despegue espectacular y ya está consolidada como la segunda tras el Camino Francés, con 67.000 usuarios en 2018. En cifras absolutas fue la ruta que más creció durante el pasado año, al subir en más de 8.000 peregrinos, frente a los  menos de 6.000 nuevos del Francés, que es el principal y el de mayor historia.

A favor de las dos rutas que llegan desde Portugal está que el Gobierno del país vecino ha puesto en marcha una fuerte promoción de sus tramos por Oporto y Braga.

Según los cálculos de la Universidad de Santiago, cada persona que hace la ruta gasta de media 50 euros al día incluyendo alojamiento y comida.

En 2018 hubo en total 327.378 usuarios, récord, y el 5% pasaron por Vigo.

Leído en Atlántico