Patrulla de la Policía Foral por el Camino de Santiago :: Albergues del Camino de Santiago

Una patrulla de la Policía Foral de Navarra por el Camino de Santiago

La marcha y la concentración de personas en los distintos lugares del Camino, hacen necesarias acciones para prevenir cualquier incidencia contra las personas y su patrimonio.

La Policía Foral va a establecer, entre el 8 de abril y el 31 de octubre, un dispositivo preventivo especial a lo largo del Camino de Santiago, sus zonas de descanso y albergues, para garantizar la seguridad de todos los peregrinos que lo recorran a su paso por Navarra.

Agentes de la Policía Foral asesorarán a los responsables de los albergues sobre las medidas de seguridad a adoptar, recabarán información y establecerán un canal de comunicación orientado a la seguridad y resolución de posibles incidencias ocurridas en el Camino.

En el dispositivo especial de seguridad participarán policías de la División de Prevención y Atención Ciudadana de la comisaría de Pamplona, de los Grupos de Protección y Atención Ciudadana de las comisarías de Elizondo, Sangüesa y Tudela, de la Brigada de Medio Ambiente de la comisaría Pamplona y del Grupo de Medio Ambiente de Tudela, ha informado en un comunicado el cuerpo policial.

Las patrullas de la Brigada de Medio Ambiente realizarán la vigilancia recorriendo el Camino en motocicleta y accediendo a los puntos y zonas de acceso con orografía más compleja. Además, observarán cualquier incidencia en la señalización y estado de la misma.

El Camino de Santiago atraviesa Navarra del noreste al suroeste. La Comunidad Foral forma parte de tres rutas jacobeas: el ‘Camino Francés‘ que parte de Saint-Jean-Pied-de-Port y sale de Navarra por Viana, con la variante de la rama de Somport —Camino Aragonés—, que entra a Navarra por Sangüesa y enlaza con el principal en la localidad de Puente la Reina; el ‘Camino Baztanés‘ que entra desde Francia por Urdax y enlaza con el Camino Francés en Pamplona; y el ‘Camino de Santiago del Ebro‘ con sus dos etapas entre Cortes y Alfaro, pasando por Tudela.

La marcha y la concentración de personas (más de 65.000 peregrinos anuales) en los distintos lugares del Camino, hacen necesarias acciones para prevenir cualquier incidencia contra las personas y su patrimonio, así como para garantizar una rápida respuesta ante cualquier imprevisto que pudiera ocurrir y que pudiera poner en riesgo al peregrino.

Leído en Navarra.com