Se denomina Año Santo Jacobeo a todos aquellos en los que el 25 de julio, festividad del martirio del Apóstol Santiago, coincide en domingo.

En el Año Santo Jacobeo los creyentes pueden conseguir la indulgencia plenaria, quedando completamente absueltos de todos sus pecados.

El 25 de julio, fiesta del Apóstol Santiago, cae en domingo con una cadencia de 6, 5, 6 y 11 años. Cuando esto sucede -14 veces cada siglo- la Iglesia católica tiene la potestad de conceder la indulgencia plenaria -el perdón de todos los pecados- a aquellos fieles que visiten la tumba del Apóstol en la catedral de Santiago, recen alguna oración por las intenciones del Papa y reciban los sacramentos de la confesión y la comunión.

Escultura del Santo en la Iglesia Santiago Apóstol de Orihuela :: Albergues del Camino de Santiago

Escultura del Santo en la Iglesia Santiago Apóstol de Orihuela

También se recomienda, para recibir esta completa absolución divina, asistir a la Santa Misa.

Cada Año Santo Jacobeo es el detonador de cientos de peregrinaciones desde los más remotos lugares del mundo. A lo largo de la historia, peregrinos de todo los los rincones del mundo acuden hasta la tumba del Apóstol Santiago para «limpiar» sus almas.

El último Año Santo jacobeo fue el 2010 y el próximo será el 2021.

La Puerta Santa, abierta durante el Año Santo Jacobeo

El Año Santo Jacobeo se inaugura con la ceremonia de apertura de la Puerta Santa de la Catedral de Santiago la tarde del 31 de diciembre del año anterior.

Tiene lugar un ritual en el que el arzobispo de Santiago golpea con un martillo de plata tres veces desde el exterior el muro —símbolo de la dureza del Camino— que tapia esta entrada posterior de la catedral ubicada en la plaza de la Quintana.

Apertura de la Puerta Santa de la Catedral de Santiago :: Albergues del Camino de Santiago

Apertura de la Puerta Santa de la Catedral de Santiago (Foto: La Voz de Galicia)

De esta forma, la comitiva que encabeza el arzobispo pide al Apóstol Santiago permiso para entrar y, a continuación, se derriba el muro.

Este acceso, utilizado tradicionalmente por los peregrinos para entrar en el templo, permanece abierto durante los siguientes 12 meses, hasta que se cierra nuevamente el último día del año, permaneciendo así hasta el siguiente Año Santo Jacobeo.

Cerrada con una reja, la Puerta Santa —dedicada a San Paio, cuyo monasterio está justo enfrente—, fue una de las siete puertas menores de la Catedral de Santiago. Sobre ella se puede ver la figura del apóstol Santiago junto a sus discípulos Teodoro y Atanasio.

A ambos lados de la puerta están situadas 24 estatuas sedentes de apóstoles, patriarcas y profetas, ordenadas en cuatro calles de tres cuerpos a cada lado, todas procedentes del coro románico construido por el maestro Mateo, autor del Pórtico de la Gloria.

Torres de la Catedral de Santiago de Compostela :: Albergues del Camino de Santiago

Torres de la Catedral de Santiago de Compostela

Sin embargo, la puerta que hoy en día utilizan los peregrinos para acceder a la Catedra no es esta puerta, que, orientado hacia el este, simbolizaba el final de la peregrinación y la entrada redentora a una vida nueva.

Cuando se edificó la capilla del Salvador, la Puerta Santa perdió su icónica función al desviarse varios grados a la derecha. A través de la actual, que data del 2004 —realizada en bronce por el escultor compostelano Suso León—, se puede acceder a un pequeño patio. En él se encuentra la construcción original por la que se entra a la  girola del ábside de la catedral, muy cerca del sepulcro del Apóstol.

Misa del Peregrino en la Catedral de Santiago de Compostela :: Albergues del Camino de Santiago

Misa del Peregrino en la Catedral de Santiago de Compostela

Requisitos actuales para obtener la indulgencia

Después de diversos cambios en las condiciones para obtener la indulgencia plenaria, los requisitos actuales necesarios para lograr el perdón de los pecados en el Año Santo Jacobeo son:

  • No es necesario haber llegado caminando hasta la Catedral de Santiago ni completar un determinado número de kilómetros a lo largo del Camino, sino simplemente visitar el templo cualquier día del Año Santo.
  • Se recomienda entrar por la Puerta Santa y acudir a la Misa del Peregrino, que se celebra todos los días del Año Jacobeo a las 12.00 horas en la catedral, pero estos dos requisitos no son obligatorios.
  • Sí se exige rezar una oración (mejor un padrenuestro o un credo) por las intenciones del Sumo Pontífice romano.
  • Es necesario confesarse y comulgar, ya sea el mismo día que se entra en el templo compostelano o en los quince días anteriores o posteriores, en cualquier otro lugar.
  • La indulgencia plenaria puede alcanzarse una vez al día y puede aplicarse por uno mismo o por los fieles difuntos.