El Hotel Madrid vuelve a la vida como Alda Centro Ponferrada el 5 de abril

Las obras ultiman los preparativos para abrir las puertas del hotel en Semana Santa.
Las obras ultiman los preparativos para abrir las puertas del hotel en Semana Santa.

Estará activo en Semana Santa, como estaba previsto, aunque la inauguración oficial será más tarde / Ofrecerá entre 40 y 45 habitaciones de distinta capacidad y una docena de empleos

La cadena hotelera Alda, que cuenta con 27 establecimientos hoteleros repartidos por nuestro país, ha puesto sus ojos en el legendario Hotel Madrid, en la avenida de la Puebla de Ponferrada, después de que, tras 75 años de funcionamiento y miles de historias que contar, diera el cierre el pasado 1 de agosto.

Alda cogió las riendas poco después para revitalizarlo, con la intención de ponerlo al día «cuando lo cogimos queríamos darle un vuelco, que tuviera un aspecto más juvenil», explica desde el departamento de Comunicación, Carlos Dopico. Aunque la pretensión inicial era acometer una inversión inmediata de 100.000 euros para poner al día las habitaciones, el mal estado en el que se encontraba el inmueble hizo que se multiplicara hasta el medio millón para acometer esta primera fase, que permitirá que la parte de estancias esté disponible en Semana Santa.

Queda después la segunda fase, aún sin cuantificar, que permitirá contar con la parte de restauración activa. De inicio, el hotel, que llevará el nombre Alda Centro Ponferrada, contará con entre 40 y 45 habitaciones, con una oferta individual, de habitaciones dobles, triples y familiares (con cuatro plazas, de las que, en principio, se dispondrán dos). El hotel pretende abrir una vía para esos clientes de familias completas y que pretendan acceder a un hotel moderno y económico al mismo tiempo «somos una cadena low cost», dice Dopico.

Aunque las habitaciones tendrán un precio fluctuante, la media podría estar entre los 50 y 60 euros. La expectativa del nuevo hotel es alta, porque ya cuentan con reservas de cara a sus primeros días de apertura, pero, reconoce Dopico que, de haber podido abrir sus puertas antes, como estaba previsto, hubieran conseguido llenar el hotel solo con una reserva «había una actividad deportiva de coches que nos pedía todas las habitaciones».

En ese encaje de acoger a participantes en eventos que se realicen en la ciudad es donde se enmarca el potencial de Alda en Ponferrada, que espera seguir creciendo en ese aspecto restaurador. Por el momento no veremos mejorada su gran terraza ni las conocidas grandes salas para banquetes de boda, eso quedará para una segunda fase.

Aunque aún están por definir muchos flecos, de inicio podría contarse con una docena de empleados entre recepción (que no será 24 horas) y personal para atender los servicios de habitaciones.

Alda Centro Ponferrada quiere recuperar un importante testigo de los mejores tiempos de la ciudad y dar arrope al Camino de Santiago, una estela que sigue con otros establecimientos en Castilla y León. En León, casi al tiempo de inaugurar las dependencias de Ponferrada abrirá otro hotel, será el Alda Barrio Húmedo.

La renovación del hotel tiene una nota incluso sentimental, la que aporta el gerente de la cadena, Alberto Rodríguez, hijo de ponferradino, que recuerda las bodas que se hacían en el Madrid y a las que asistían sus padres. Pero ese aspecto nostálgico también lo tienen los vecinos ponferradinos y la avenida de La Puebla, que espera que la recuperación del hotel sea un revulsivo para volver a tener el potencial económico que ha tenido con anterioridad.

Leído en La Nueva Crónica

Albergues de peregrinos en Ponferrada:

Otros alojamientos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba