Estella podría no abrir el albergue de peregrinos este año

El albergue municipal de peregrinos en La Rua de Estella acogió la visita de los parlamentarios
El albergue municipal de peregrinos en La Rua de Estella acogió la visita de los parlamentarios

La junta pide subir hasta 10 euros el precio de pernoctación ya que se podría reducir su aforo entre un 30 y un 50%

La Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Estella pidió ayer al Gobierno de Navarra que actualice la normativa para que puedan modificar el actual precio de cinco hasta diez euros por pernoctación. «Dejamos en manos del Gobierno determinar la cantidad exacta o tope» comentó Maxi Ruiz de Larramendi, presidente de la asociación de Estella. Una subida que desde las asociaciones (ayer estuvo presente también la de Los Arcos) se ve necesaria ya que si no «no podremos abrir».

Estas consideraciones se hicieron en la visita de la comisión de Desarrollo Económico y Empresarial al albergue municipal de la Ciudad del Ega y que contó también con la presencia de varios concejales del Ayuntamiento propietario del albergue.

Normativa

La última normativa aprobada en 2010 estableció en 5 euros el precio que deben de cobrar a cada peregrino por noche. Algo que durante años hizo viables los albergues vinculados a las tres asociaciones municipales que hay en Navarra (Estella, Los Arcos y Baztán). La gran afluencia de peregrinos hizo posible que les salieran las cuentas a estos centros.

Desde las asociaciones plantearon una propuesta inicial que tiene como centro «la figura del peregrino como elemento esencial». También propusieron las reducción del número de literas —que en el caso de Estella era de 92—, y ahora «no sabemos de cuántas estamos hablando». Con todo, señalaron como una de las características de este tipo de albergues «nuestra preocupación por dotarlos de elementos diferenciadores como la acogida individualizada o la presentación de las actividades culturales del entorno».

Detrás de esta reivindicación está la petición de que se tenga en cuenta la peculiaridad de este tipo de albergues municipales «basados en el voluntariado y en el carácter netamente jacobeo de la acogida», del resto de los turísticos «movidos por un ánimo de lucro».

Ruiz de Larramendi se decantó por que sean los propios usuarios y no las administraciones quienes se hagan cargo de esta aportación y se quejó de la tardanza en la resolución del conflicto «pensábamos que para estas fechas iba a estar todo solucionado». Mencionaron el informe que recibieron de Turismo, Comercio y Consumo que calificaron de «desilusionante e insatisfactorio». «No entendemos por qué tienen reticencias hacia este tipo de albergues» comentó el vocal de la asociación, Román Felones, «hay que hacer un decreto que regule la singularidad de estos albergues porque la normativa solo tiene previsto a los turísticos» finalizó.

En pleno mes de abril y sin conocer todavía las normas de aforo que podrían reducir un 50% la capacidad de los albergues, Ruiz de Larramendi fue tajante: «si no nos permiten la subida de precios no abriremos». Por su parte, la actual responsable del albergue Asún Jover señaló que «ahora mismo no sabemos nada. Tienen que dejar que podamos subir los precios porque con la mitad del aforo los gastos son los mismos y eso no es viable».

Leído en Noticias de Navarra

Albergues de peregrinos y otros alojamientos en Estella:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Salir de la versión móvil