El albergue de peregrinos de Oviedo roza el lleno para los meses de verano

Los peregrinos Miguel Ángel Alonso, a la izquierda, y Javier López, en su habitación del albergue
Los peregrinos Miguel Ángel Alonso, a la izquierda, y Javier López, en su habitación del albergue

“La gente está perdiendo el miedo”, dicen los responsables del servicio, que acumula 60 inquilinos tras reabrir el 12 de mayo

Oviedo empieza a sacar rendimiento a su condición de destino jacobeo. Desde la reapertura del albergue de peregrinos el pasado 12 de mayo, el servicio ubicado en el Seminario y regentado por la Asociación Astur-Leonesa de Amigos del Camino de Santiago ha sido punto de parada para 60 visitantes en su ruta hacia la capital gallega, si bien los primeros llenos se esperan a partir de esta misma semana. “Estamos casi llenos para junio y julio”, indica el directivo del colectivo y responsable del albergue, Pablo Sánchez.

La llegada de los peregrinos está siendo progresiva. Aunque al día siguiente de la reapertura del albergue ya empezaron a llegar visitantes, estos lo hicieron de manera irregular porque llevó tiempo que se corriera la voz de la vuelta a la actividad del equipamiento, cerrado el pasado octubre a consecuencia de la pandemia. “De momento solo están llegando peregrinos individuales o, como mucho, grupos de dos o tres personas”, indica Sánchez, sobre la tendencia de las reservas, que cambiará en las próximas semanas. “La gente está perdiendo el miedo a los contagios y comienza a haber llamadas de grupos más numerosos”, apunta.

A pesar de la creciente demanda, la capacidad del albergue para acoger visitantes es bastante limitada. En total, hay 65 camas repartidas en 14 habitaciones. El problema para sacar el máximo provecho a las instalaciones es la rigurosa normativa sanitaria pues, a día de hoy, solo pueden compartir habitación las personas que forman parte de un mismo grupo. “Si vienen catorce personas a título individual ya estamos llenos, pero si vienen grupos numerosos podemos acoger hasta 65 peregrinos”, puntualiza este voluntario y apasionado de las rutas jacobeas.

La recuperación del pulso de la actividad jacobea es una gran noticia para el Ayuntamiento de Oviedo, donde se ha fijado como prioridad para este y el próximo año posicionar a la capital asturiana como un referente para los peregrinos. Bajo la marca “Oviedo, origen del Camino”, la ciudad reivindica su condición histórica de inicio de la primera ruta jacobea, realizada por el rey Alfonso II el Casto, erigiéndose como el “padre” del Camino tras visitar la tumba del apóstol Santiago partiendo desde la que entonces era la capital del reino de Asturias.
En la Oficina de Turismo del Escorialín, reabierta el pasado día 15 de mayo, también se está dejando notar la llegada de peregrinos. En las dos últimas semanas pasaron por las instalaciones del Campo San Francisco 61 personas que están realizando el Camino de Santiago Primitivo. El motivo de dichas visitas es tanto para obtener información de la ciudad como para conseguir el sello de la Compostela.

Desde la vuelta a la actividad del punto de información turística han pasado por sus oficinas 375 personas. De estas, 314 son turistas, mayoritariamente nacionales. “Hemos recibido 287 consultas de visitantes de otros puntos de España y 27 de personas llegadas de otros países”, explicó el concejal de Turismo, el popular Alfredo García Quintana.

Muchos madrileños

El principal origen de los visitantes llegados a Oviedo es Madrid (46 turistas), seguidos de Vizcaya (15), La Coruña (11) y Barcelona (10). Entre los extranjeros, Francia lidera la llegada de turistas con 7 de los 27 llegados de más allá de las fronteras españolas.

Respecto al contenido de las consultas, en la mayoría de las ocasiones se pide información por las restricciones sanitarias, condiciones y horarios para poder realizar visitas a puntos de interés.

Leído en La Nueva España

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Salir de la versión móvil