Portomarín, Lugo :: Albergues del Camino de Santiago

Portomarín, Lugo – Camino de Santiago

Portomarín es una localidad de la provincia de Lugo, ubica en lo alto del Monte do Cristo a orillas del río Miño. Importante y emblemático lugar en el Camino de Santiago Francés, final de etapa para muchos peregrinos, que encuentran en este pueblo todos los servicios que pueden necesitar.

Es uno de los puntos con mayor concurrencia de peregrinos para pernoctar en el Camino Francés en Galicia.

El Códex Calixtinus se refiere a la localidad como “Pons Minee”, que ha sido interpretado como ‘Puente del Miño’. Su topónimo hace referencia a su situación privilegiada como porto, es decir, como lugar de paso de un río. Este puente, junto con el de Lugo y el de Orense, era la única manera de atravesar el Miño sin utilizar una barca, razón por la cual la ruta de los peregrinos hubo de pasar por aquí. Por otra parte, “marín” se relaciona también con la existencia desde la Alta Edad Media de un santuario consagrado a Santa María, sobre el que posteriormente se levantaría la iglesia de San Nicolás o San Juan.

Para acceder a este núcleo urbano es necesario bajar a orillas del río Miño y cruzar el actual puente sobre el embalse de Belesar, presa bajo la que descansa el viejo Portomarín desde principios de años sesenta del pasado siglo.

Distancia a Santiago: 93 km.

Albergues de peregrinos en Portomarín:

Otros alojamientos:


Albergues de peregrinos en Portomarín, Lugo - Camino Francés :: Albergues del Camino de Santiago
Albergues de peregrinos y otros alojamientos en Portomarín

[ Clic para ver en el mapa en Google Maps ]
Se abre en ventana nueva

Portomarín – Camino Francés
Etapa Samos – Sarria – Portomarín

Anterior:
↑ 6,200 Mercadoiro «

Siguiente:
» Gonzar 8,400 ↓
[ Etapa Portomarín – Palas de Rei ]


Servicios para el peregrino en Portomarín:

Portomarín, al ser un importance centro jacobeo, cuenta con todos los servicios que el peregrino pueda necesitar.

  • Información al peregrino: Si.
  • Cabina de teléfono: Si.
  • Cajero automático: Si.
  • Asistencia médica: Si.
  • Farmacia: Si.
  • Taller de reparaciones: Si.
  • Ultramarinos: Si.
  • Carnicería: Si.
  • Panadería: Si.
  • Bar-Restaurante: Si.

Teléfonos de interés:

El tiempo en Portomarín


Qué ver y visitar en Portomarín:

Portomarín, Lugo, Camino Francés :: Albergues del Camino de Santiago
Portomarín, Lugo
  • Iglesia de San Nicolás.
    Es el monumento más famoso de Portomarín. Anteriormente era conocida como la iglesia de San Juan, por ser la residencia de los monjes de la Encomienda de San Juan de Jerusalén, orden de carácter militar y de ahí que el edificio presente una imagen a caballo entre templo y fortaleza.
    Trasladada desde su antiguo emplazamiento a la orilla del Miño, hasta el actual, en el centro del nuevo emplazamiento, este singular templo románico fue construido a finales del siglo XII por discípulos del maestro Mateo. Por eso es visible la influencia del Pórtico de la Gloria compostelano en el programa escultórico de esta iglesia, especialmente en su portada. Como en la catedral compostelana, pero sin su perfección, los ancianos del Apocalipsis tocan sus instrumentos en la corte del Juez Supremo.
    La fachada principal, en la que destaca su rosetón de gran tamaño, conserva las almenas. San Nicolás está fechada en el s. XIII y es una de las  muestras más importantes del románico en Galicia, además de uno de los monumentos más famosos del Camino de Santiago.
    Su portada principal es una versión sintetizada del Pórtico de la Gloria de la Catedral santiaguesa con los veinticuatro ancianos del Apocalipsis y el Pantocrátor.
    La nave de San Nicolás sorprende por su gran altura y la belleza de su luz, procedente de sus ventanas elevadas y el gran rosetón de la fachada.
    El templo perteneció a los sanjuanistas hasta el siglo XIX, cuando abandonaron el lugar.
  • Capilla de la Virgen de las Nieves.
    Situada a la entrada de la villa por el Camino de Santiago, en un arco del antiguo puente medieval, y a la que se llega por una gran escalinata.
  • Casa del Conde de la Maza.
    Situada en el centro de la villa, desde hace años funciona como sede del Ayuntamiento.
  • Iglesia de San Pedro.
    Románica, del s. X, aunque según la inscripción de la portada del templo fue consagrada en el año 1182
  • Pazo de Berbetouros.

Fi​estas y tradiciones

  • Fiestas patronales, el primer fin de semana de septiembre.
  • Fiesta de la Virgen del Carmen, el 16 de julio.
  • Festa do Augardente, el domingo de Pascua. Las alquitaras (alambiques) trabajan sin descanso para elaborar de forma tradicional el mejor aguardiente del mundo,según aseguran las gentes del lugar. Por la noche se cierra la fiesta con una gran queimada popular amenizada con verbena y actuaciones.
Capilla de las Nieves, Portomarín, Lugo, Camino Francés :: Albergues del Camino de Santiago
Capilla de las Nieves, Portomarín

Más datos y un poco de historia…

En épocas prehistóricas ya hubo asentamientos en la zona, como lo atestiguan los numerosos castros y restos arqueológicos hallados en lugares como Castromaior, Castro del Vires, Castro Bedro, Castrolobrixe…

La villa de Portomarín nació y creció al lado de un puente romano sobre el río Miño, construido por los romanos en el s. II y reconstruido en la Edad Media.

Cuando fue reconstruido en 1112, surgió a su vera un burgo dividido por el río Miño y unido por el puente, con dos barrios, el de San Pedro en la orilla izquierda y el de San Juan o San Nicolás en la derecha, surgido más tarde —a comienzos del siglo XII— alrededor del hospital Domus Dei, hoy desaparecido.

En 792 se nombra a Portomarín como el «Portumarini». Su origen parece estar relacionado con San Rosendo, obispo de Mondoñedo y fundador del monasterio de Celanova en el s. X.

Su asentamiento fue propiciado por los monarcas de la época. Así, en el año 933 fue confiscado y donado por el rey Bermudo II a la Iglesia de Santiago.

Durante la Edad Media probablemente alcanzó gran importancia, hasta el punto de contar con tres órdenes de caballería, todas ellas implicadas en las labores de atención humanitaria a los peregrinos. En la orilla izquierda del río estaban los Caballeros de Santiago y la Orden del Temple y en la margen derecha los caballeros de la Orden de San Juan de Jerusalén, quienes alternaron su dominio sobre la villa

Bajo el reinado de Alfonso IX quedó bajo los auspicios de la orden de San Juan de Jerusalén, mientras que la de Santiago lo hizo por deseo del arzobispo Pedro Arias.

En 1126 doña Urraca ordena levantar el hospital de peregrinos Domus Dei junto al puente y la reconstrucción de la iglesia de Santa María. Posteriormente, a comienzos del siglo XII, el rey Alfonso VII de León (1105-1157) donó a la Orden de San Juan de Jerusalén el realengo de Santa María, donde se encontraban el antedicho templo y hospital.

En el Codex Calixtinus Portomarín es nombrado como Pons Minea, puente del Miño, siendo paso obligado en la ruta jacobea y uno de los hitos más importantes del Camino después de O Cebreiro, alcanzando su punto álgido entre los  siglos X y XII.

En 1212, la Orden de San Juan otorgó fueros para su gobierno y administración a la localidad.

Portomarín, Lugo, Camino Francés :: Albergues del Camino de Santiago
Vista de Portomarín, Lugo

La Orden de San Juan fue la más relevante y duradera del lugar. Inicialmente se asentó en el barrio de San Nicolás y terminó absorbiendo las posesiones y deberes de las otras instituciones/órdenes. Su expansión se debió, según algunos estudiosos, a su capacidad operativa para dar servicio y asistencia a los peregrinos que se dirigían a Santiago. En la práctica, recibieron donaciones de la realeza -interesada en potenciar la peregrinación compostelana-, de particulares, además de hacerse en el siglo XIV con el legado de la Orden del Temple tras su desaparición.

Se encargaban del hospital Domus Dei y de otros situados en el burgo de San Pedro. Además, construyeron el palacio de la Encomienda en el año 1475, donde se administraba el peaje o portazgo, es decir, se recaudaba la tasa por el paso a través del puente. Se sabe que en determinada época el tributo consistía en el pago de dos maravedís por cada cuadrúpedo que lo atravesara.

Con el paso del tiempo, la encomienda de la Orden de San Juan de Portomarín incrementó su red de posesiones y se convirtió en una de las más extensas y poderosas de la Edad Media gallega. Tenían propiedades principalmente en la provincia de Lugo, pero también en las de Orense y La Coruña. Además poseían bienes agrícolas, específicos de los hospitales, como eran sus granjas rurales, sometidas a una explotación intensiva con las que asegurar la subsistencia y estabilidad de la encomienda, y poder financiar su causa cristiana en Oriente.

Portomarín contó en su día con dos hospitales de peregrinos y con un lazareto dedicado a acoger a los afectados con enfermedades contagiosas.

Además del Domus Dei, contó con otras instituciones que prestaban servicios hospitalarios y misericordiosos a los peregrinos. Entre ellas se contaban una leprosería que inicialmente fue atendida por los caballeros de San Lázaro y los centros de las Órdenes del Temple y de Santiago.

Esta villa es el único lugar del Camino Francés gallego del que Nicola Albani (1743) habla con satisfacción. Cuenta que tiene tiendas —algo no precisamente habitual en el Camino del siglo XVIII—, un río con un bellísimo puente y muchos peces, y que, por fin, logra saciarse de comida y descansar por la noche, “que aquí —aclara— fue donde encontré el primer hospital del reino de Galicia con un poco de comodidad”.

Cuando en 1962 se construyó el embalse de Belesar, el pueblo se trasladó al vecino Monte do Cristo. Allí se reconstruyeron algunos de los edificios más importantes, tanto civiles como religiosos; especialmente la Iglesia de San Nicolás, de estilo románico levantada por la Orden Hospitalaria de San Juan de Jerusalén, cuyas piedras fueron numeradas y ensambladas de nuevo en su actual emplazamiento.

En las temporadas en que baja el nivel del pantano todavía son visibles los restos de las antiguas edificaciones, el malecón y el primitivo puente.

Además de ser conocido por sus paisajes y por su importancia en el Camino de Santiago, la villa también es conocida por su aguardiente, que ha recibido mumerosos reconocimientos. El día de Pascua se hace el aguardiente en la plaza delante de la iglesia, en la «Festa do Augardente».

Cómo llegar a Portomarín

  • En coche: Por la autovía A-6, que nos deja en Lugo y a partir de ahí a través de la carretera LU-612.
    Desde Santiago, la forma más directa es a través de la carretera nacional N-547, que va paralela al Camino. Para ello, enlazar con la C-535. Otra opción desde la capital gallega es vía Lalín, mediante la carretera nacional N-640.
  • En autobús: La villa está conectado tanto con Lugo como con Sarria con cierta frecuencia. Para más información se puede llamar a la estación de autobuses de Sarria (+34) 982 530 125 o directamente a la compañía de autobuses Portomarín SA (+34) 982 223 772. (Buscador de autobuses)

Portomarín – Camino Francés
Etapa Samos – Sarria – Portomarín

Anterior:
↑ 6,200 Mercadoiro «

Siguiente:
» Gonzar 8,400 ↓
[ Etapa Portomarín – Palas de Rei ]

¿Has visitado Portomarín?
Cuéntanos tus experiencias, déjanos tus comentarios.
Tus opiniones ayudan a otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba