El restaurado San Juan de Ortega podría convertirse en albergue “de larga duración”

El Monasterio de San Juan de Ortega ya se encuentra restaurado :: Albergues del Camino de Santiago
El Monasterio de San Juan de Ortega ya se encuentra restaurado

El Monasterio de San Juan de Ortega presume de restauración. Siete años después de la firma del convenio de colaboración entre la Junta de Castilla y León, la entonces Caja de Burgos y el Cabildo Catedralicio, este hito del Camino de Santiago reestrena su claustro jerónimo y los espacios adyacentes, cuya rehabilitación ha requerido de una inversión de 3,1 millones de euros. El monasterio se ha “salvado” de las ruinas y abre ahora una nueva etapa para su conversión en albergue de “larga duración” y lugar de descanso, meditación y convivencia.

De obra “anhelada” ha calificado el director general de Patrimonio, Enrique Saiz, un proyecto que comenzó a dar sus primeros pasos en 2009. El trabajo ha sido “complejo”, ya que las primeras fases se centraron en desescombrar las zonas del monasterio que se encontraban en ruinas, realizando una investigación que permitiese conocer en profundidad el edificio a fin de que la intervención final fuese “óptima”. Y con ese conocimiento de base se redactó el proyecto, cuyas obras se licitaron en 2013, ha recordado Saiz.

El principal objetivo, “lo más importante”, ha sido siempre “salvar” San Juan de Ortega. Si bien es cierto que la iglesia y la capilla de San Nicolás se encuentran en buen estado, el claustro jerónimo estaba prácticamente en ruinas. Un claustro clasicista del siglo XVI que se ha recuperado en su totalidad, consolidando los restos encontrados y recomponiendo las ruinas cuando se ha contado con material original. Además, se ha mejorado accesibilidad, eliminando escaleras, construyendo rampas y habilitando comunicaciones verticales para futuros ascensores.

Usos asistenciales

Enrique Saiz ha asegurado que están “muy satisfechos” del trabajo realizado, ya que no solo han conseguido “salvar” el edificio, sino que también se ha hecho comprensible y visitable y está preparado para albergar sus usos futuros, de carácter asistencial. Y es que el proyecto inicial planteaba recuperar el espíritu jacobeo del monasterio, utilizándolo con ampliación del albergue de peregrinos e, incluso, como una hospedería, aunque la materialización de estas ideas depende del Cabildo Catedralicio, titular del monumento.

Andrés Picón ha explicado que cualquier proyecto futuro lo implementará la Fundación Diper, pero el concepto lo tienen claro. El Monasterio de San Juan de Ortega deberá prestar servicio a las personas del Camino de Santiago, y no solo como una posible ampliación del albergue de peregrinos. La intención es que San Juan de Ortega se convierta en un lugar de descanso y meditación, porque la Ruta Jacobea “no se trata de andar por andar”, se persigue una meta.

Podría ser un albergue “de larga duración”, en el que los peregrinos descansasen durante varias jornadas. También un espacio de convivencia, para aquellas personas que viven sus últimos años en soledad. Ideas “interesantes” tiene muchas el Cabildo, pero ahora toca ver cómo se materializan. De plazos todavía no se habla, si bien es cierto que 2021 sería una muy buena fecha, dado que coincidiría con el Año Jacobeo. Picón ha asegurado que, incluso, algunos de los usos podrían estar ya en marcha años antes.

Leído en Burgos Conecta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba