El Camino Portugués va a más

Peregrinos en el Camino Portugués :: Albergues del Camino de SantiagoLa masificación del Francés beneficia a la ruta que, en Galicia, parte de Tui

El tirón del Camino de Santiago es innegable. Ahí están las cifras para demostrarlo: el número de caminantes llegados a Santiago este año, 123.282 hasta el mes de junio, según datos de la Oficina del Peregrino de Santiago, cifra que pronostica que se batirán todos los récords de ejercicios anteriores.

La ruta francesa sigue siendo la preferida de los peregrinos pero la portuguesa está en auge, destacando sobre el resto y cada vez son más los que se decantan por este camino, ante la masificación del primero.

Así, las cifras del Camino Portugués también crecen año a año, al igual que las del Camino de Santiago. Si en 2016 fueron unos 52.000 peregrinos los que llegaron a Santiago por la ruta que tiene en Padrón su última etapa, en 2017 fueron casi 60.000. Y este año, hasta junio, van casi 27.000 caminantes.

Que la ruta va a más se deja ver en el número de albergues privados que han abierto en el tramo, desde Padrón a Santiago, con especial incidencia en la capital del Sar: ocho hospedajes privados desde 2014, cuando abrió el primero, el Flavia, sin contar el albergue público.

El Camino Portugués es elegido, mayoritariamente, para recorrerlo a pie, pero también hay quien se decide a hacerlo en bicicleta, aunque menos quizás porque como explicó estos días una caminante irlandesa tiene «tramos difíciles para hacerlos en bicicleta». También hay quien hace algún tramo en barco , por ejemplo, desde Vilanova a Padrón, concretamente al lugar de A Ponte.

Padrón reivindica desde hace años su condición de cuna del jacobeo y también el reconocimiento oficial del camino histórico de Santiago a Padrón, del que, según el Concello, se conservan «innumerables testemuñas e relatos de peregrinos» que, desde la Edad Media, seguían una arraigada tradición: tras visitar en Compostela las reliquias del Apóstol continuaban hacia Padrón para conocer el origen de la tradición jacobea.

Leído en La Voz de Galicia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba