Los albergues crecen en el Camino de Invierno, excepto en el sur lucense

Amancio Prada, antes de la actuación, junto a Aida Menéndez y Flora Enríquez
Amancio Prada, antes de la actuación, junto a Aida Menéndez y Flora Enríquez

En El Bierzo, Valdeorras y el Deza ya se han creado hospedajes para peregrinos

Veinte años después de que se fundase la Asociación Camiños a Santiago pola Ribeira Sacra —un aniversario que se celebró ayer en Monforte con diversos actos—, la creación de albergues en el Camino de Invierno está avanzando en otras comarcas, pero se mantiene estancada en el sur lucense.

Así lo considera la presidenta de la referida asociación, Aida Menéndez, quien señala que en los últimos tiempos se han abierto en la ruta varios centros de acogida a peregrinos mientras que otros están a punto de hacerlo. «Pero esto está pasando en el Bierzo, Valdeorras y Deza, mientras que en el sur de la provincia de Lugo no ocurre lo mismo», dice.

Menéndez apunta a este respecto que en tiempos recientes se abrieron albergues de titularidad municipal en Priaranza del Bierzo —en la localidad de Villavieja— y Vilamartín de Valdeorras. «Hay otros que están a punto de abrir en O Barco y Lalín por iniciativa de los ayuntamientos, y en Rodeiro también hay otro privado que está cerca de empezar a trabajar.», agrega.

Proyectos pendientes

En el sur lucense, en cambio, no está prevista la apertura de ningún hospedaje de este tipo a muy corto plazo.

En Monforte existe desde hace tiempo un proyecto para abrir un albergue privado pero su responsable, José Carlos Costoya, señala que hasta septiembre no se decidirá si abre este año o si se deja para más adelante. La persona que se ocupará de atender el negocio —explica— está siguiendo actualmente un curso formativo del Instituto Galego de Promoción Económico y hasta esas fechas no está previsto que lo termine. «Para entonces decidiremos qué hacer.», señala Costoya. También tiene un proyecto de creación de un albergue la fundación Xosé Soto de Fión —que gestiona en O Saviñao el ecomuseo Pazo de Arxeriz—, pero sus responsables ya precisaron hace algún tiempo que no está prevista su apertura hasta después del próximo verano.

En la actual situación, los únicos albergues disponibles en el sur lucense son el de Quiroga —que no es específico para peregrinos— y el que habilitó el Ayuntamiento de A Pobra do Brollón en el edificio del pabellón polideportivo municipal, que está operativo desde junio del año pasado. «Pensamos que hay que animar a los municipios del sur de la provincia a abrir más albergues, como han hecho en otras comarcas por donde pasa la ruta.», apunta Aida Menéndez. «La existencia de estos alojamientos es un estímulo para los peregrinos y cuando no se fomente la iniciativa privada para ofrecer este servicio, sería recomendable que los ayuntamientos lo hicieran.», añade.

La presidenta de la asociación que promociona el Camino de Invierno en el sur de la provincia espera por otro lado que la reciente declaración de la Ribeira Sacra como bien de interés cultural y la creación del geoparque Montañas do Courel ayuden a dar más proyección a la ruta histórica y al mismo tiempo estimulen la apertura de nuevos albergues para peregrinos.

La celebración del vigésimo aniversario de la asociación que promueve el Camino de Invierno en el sur de la provincia empezó con una recepción en el Centro do Viño da Ribeira Sacra, que acoge una exposición en la se pueden ver los carteles y folletos editados por este colectivo desde sus inicios hasta la actualidad. Seguidamente se presentó una nueva edición de una extensa guía de la ruta histórica —de más de doscientas páginas— escrita por Aida Menéndez.

En el mismo local, además, se proyectó un vídeo que refleja las dos décadas de actividad de la asociación. Los actos contaron con la participación del conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, quien elogió al la asociación «por su incansable trabajo durante las últimas dos décadas» en pro de la divulgación del camino.

El programa de la jornada se cerró con un concierto del cantautor Amancio Prada en la iglesia del Colegio de la Compañía cuyo inicio estaba previsto para las nueve de la noche.

Los actos conmemorativos seguirán entre los próximos días 3 y 5 de mayo con la segunda edición del Desafío polo Camiño de Inverno, una carrera a pie por la ruta desde Ponferrada hasta Santiago que llevará a cabo el atleta chantadino Fernando Ibarra. Por otro lado, la asociación está organizado desde el pasado 10 de enero una serie de marchas a pie por el Camino de Invierno. Para hoy está previsto un recorrido desde Chantada hasta Rodeiro. Estas marchas se reanudarán el 27 de octubre y continuarán el 10 y el 24 de noviembre, fecha en la que concluirán con un recorrido de Ponte Ulla a Santiago.

Leído en La Voz de Galicia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba