“Este albergue va a abrir, damos por hecho que en verano tenemos que estar en funcionamiento”

Aspecto exterior del albergue Santiago 15 :: Albergues del Camino de Invierno
Aspecto exterior del albergue

Los dueños del primer alojamiento de Monforte para peregrinos mantienen sus planes a pesar de todo

El primer albergue de peregrinos del Camino de Invierno de Monforte de Lemos lo tenía todo listo para abrir en la Semana Santa del 2020. Era el momento perfecto, a unos meses del primer Año Jacobeo en once años y con tiempo de rodaje por delante para pulir los problemas que pueden surgir en los primeros momentos de una actividad así.

Pero llegó la pandemia y un año después el albergue sigue cerrado. Sus promotores no tiran la toalla. Están a la espera de que las cosas mejoren lo suficiente como para poder abrir. No contemplan otra opción que tener las instalaciones abiertas este verano, probablemente antes.

«Soy optimista», resume Ramón Díaz-Varela, el portavoz de la empresa que construyó este albergue y quiere ponerlo en marcha. Un año después de que todo se torciese recuerda cómo en realidad se proponían abrir incluso un poco antes de la Semana Santa del 2020. «El 22 de marzo -explica- estaba prevista una carrera popular en Monforte y pensábamos en tenerlo listo todo para estar abiertos ya ese día». El estado de alarma llegó el día 14, así que ni siquiera hubo carrera. Un año después, ya ha empezado el Xacobeo 2021, pero no hay ni un solo albergue abierto.

Un mal menor

Las autoridades sanitarias han decretado su cierre temporal hasta que la situación mejore. Como es optimista, Ramón Díaz-Varela quiere ver incluso la parte buena y piensa que pudo haber sido peor. «Imagina -dice- que llegamos abrir antes del estado de alarma y tenemos que tener a la gente en ERTE todo este año».

Cabría temer que después de todo esto el proyecto del primer albergue de peregrinos de Monforte se habría ido al traste, pero no es el caso. Los propietarios del negocio siguen a la espera.

Las obras están terminadas y el alojamiento está equipado con todo lo que tiene que tener. Una reciente subvención de la Junta de Galicia les permitió a los responsables «domotizar» el sistema de apertura de las instalaciones. En cuanto la cosa mejore lo suficiente, solo les haría falta completar algunos trámites administrativos, nada que tenga que llevar más que unas semanas.

«Este albergue va a abrir», asegura tajante Ramón Díaz-Varela. Los propietarios de este albergue, explica, tienen «compromisos adquiridos con la gente» y van a cumplir con ellos. Por ahora, el cuando no está en su mano, pero en estos momentos trabajan con la vista puesta en el mes de mayo. «Damos por hecho que en verano vamos a estar abiertos -indica Ramón Díaz-Varela- pero pienso que con lo vacunación vamos a poder comezar a funcionar incluso antes, puede que ya en el mes de mayo».

El que será el primer albergue de Monforte ocupa una nave industrial en desuso en la calle Santiago. Su nombre comercial, Albergue Santiago 15, está formado por el nombre de la calle y su número de portal. Sus instalaciones tienen capacidad para cincuenta personas. No se trata de un aforo casual, sino medido. Es la cantidad de personas que cabe en un autobús.

Leído en La Voz de Galicia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba