Padrón llega al Xacobeo con 350 plazas en albergues

En el municipio hay doce hospedajes privados y uno público, todos abiertos desde el año 2014

La presencia de peregrinos en el Camino de Santiago Portugués va a más y así se nota en la ruta portuguesa a su paso por Padrón. El municipio tardó en sacarle provecho al trazado en cuanto a oferta de albergues, pero ahora llega al Xacobeo 2021 con los deberes hechos: unas 350 plazas entre 12 hospedajes privados, todos ellos abiertos desde el año 2014, y el municipal.

Entre ellos está el Albergue da Meiga, situado en la calle Noirmoutier, en la zona de la escuela infantil, que este mes queda listo para recibir a un buen número de peregrinos ya que es el que más plazas ofrece: 50. Su promotor es el vecino de Pedreda Manuel Guillán, que está esperando a que la afluencia de peregrinos vaya a más para abrir el hospedaje. El titular confía en que «aún estamos a tiempo de que sea un buen año jacobeo», aunque también tiene la vista muy puesta en el 2022.

Otro alojamiento que abrió de forma reciente, en concreto el verano del año pasado, fue el albergue D´Camiño, junto al bar y café del mismo nombre, en la calle Santiago del barrio de A Trabanca. El negocio está regentado por Loly Vento Otero y está situado muy cerca del albergue municipal, en una antigua casa de piedra adquirida y rehabilitada. Su apertura estaba prevista para Semana Santa del año pasado pero, por el confinamiento, tuvo que posponerse. «El covid nos atrapó en plena inversión», dice su titular.

El hospedaje tiene 15 plazas repartidas en cuatro plantas y, en principio, abrirá todo el año al estar de lado del bar. Loly Vento cuenta que la presencia de peregrinos se comenzó a notar con la apertura de la frontera con Portugal y que los caminantes de ese país «son muy testarudos del Camino». Ella confía en el tirón del mismo, pero considera que «este año no va a ser lo que podría ser, quizás para el 2022», dice, aunque precisa que hay peregrinos, como los portugueses, que tienen una motivación religiosa y quieren hacer la ruta en el propio Año Jacobeo.

La hostelera abrió el bar hace 12 años y, desde allí, vio «la explosión del Camino», cuando los peregrinos llegaban al albergue público y hacían cola porque no había plazas. Su local pasó a ser punto de información en el que preguntaban dónde dormir y comer o qué visitar.

Espera que esa explosión no tarde en llegar y cree que también podría estar vinculada con la vacunación. Eso sí, ya percibe que se ha perdido algo del espíritu de la ruta, de compartir espacios todos juntos. «Por el momento no veo eso», dice la promotora del nuevo albergue.

Leído en La Voz de Galicia


Albergues de peregrinos y otros alojamientos en Padrón:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba