Las ubicaciones elegidas son Briviesca, Quintanavides y Monasterio. Además, antes del verano, estará señalizada la ruta, que hasta el siglo XI fue muy transitada por los peregrinos

La comarca burebana aprovechará que 2010 es Año Santo Jacobeo, al caer en domingo el 25 de julio o festividad del Apóstol Santiago, para dar un impulso a la Vía de Bayona que discurre por su territorio. Antes de que los peregrinos que se dirigían a Santiago de Compostela utilizaran el Camino Francés, la ruta habitual era la de Bayona pero a finales del siglo XI el paso de San Adrián hacia Castilla se abandonó en busca de otro más seguro.

Actualmente, ya está en funcionamiento el albergue de Monasterio de Rodilla si bien será objeto de varias mejoras para hacer las instalaciones más confortables. «Está situado en la antigua casa del médico y ya puede ser utilizado; no obstante queremos acondicionar la cubierta», explica el alcalde, Antonio José Ibeas, quien añade que «estamos interesados en que pasen peregrinos por aquí porque así promocionamos la riqueza turística del pueblo».

En la cercana localidad de Quintanavides también está previsto abrir un albergue de dieciséis plazas. El nuevo edificio estará listo a primeros de verano y se ubicará en una zona de arbolado situada en dirección hacia Santa Olalla. El alcalde, Sergio Fernández, indica que «apoyamos la puesta en valor de la Vía de Bayona porque dará vida al pueblo y hará que nos conozca más gente, muchos europeos». Por otro lado, anuncia que «desde el Ayuntamiento hemos encargado una fuente del peregrino al artista Javier Sanz, del taller El Alfar de Olmos de Atapuerca».

Por lo que respecta a los planes en Briviesca, la idea también es abrir un albergue. El colectivo que se está encargando de que el Ayuntamiento lo ponga en funcionamiento es la recién creada Asociación Amigos del Camino de Santiago Briviesca-Bureba. «No sabemos fechas ni ubicación exacta pero esperamos que esté abierto para Semana Santa», indican desde el colectivo. Lo que sí ya es una realidad es la limpieza del paso inferior de La Epitafia, que permitirá a los peregrinos cruzar la carretera N-I sin peligro alguno.

Otras propuestas

Pero en la comarca no solo se abrirán albergues durante este año. También se acometerá la señalización de la vía y se editará una guía con todo detalle. Estas dos actuaciones serán promovidas por la asociación de desarrollo local Adeco Bureba, con fondos de la Unión Europea y de otras administraciones. Su gerente, Miguel Ángel Petit, afirma que «esperamos tener lista tanto la señalización como la guía para el mes de mayo».

La Vía de Bayona llega a La Puebla de Arganzón procedente del túnel de San Adrián, y tras cruzar Vitoria, las siguientes localidades por las que discurre son Miranda, Orón, Ameyugo y Pancorbo. Seguidamente, se imponen las tierras de La Bureba, atravesando Zuñeda, Grisaleña y Cameno para llegar a Briviesca. Tras Quintanavides y La Brújula, la ruta confluye con el Camino Francés en Villafría.

Tradicionalmente, los períodos de mayor afluencia de peregrinos y visitantes en el Camino coinciden con los Años Santos. Se denomina Año Santo Jacobeo al año en el que el 25 de julio (festividad del Apóstol Santiago) cae en domingo. Esto sucede con una cadencia regular de 6,5,6, 11 años y supone que en cada siglo se celebran catorce años santos jacobeos.

En estos años los católicos pueden conseguir la bula jubilar o jubileo y uno de los requisitos es visitar la Catedral de Santiago, donde según la tradición, se encuentra la tumba del Apóstol Santiago. La gracia del jubileo consiste fundamentalmente en una indulgencia plenaria para el perdón de la pena que merecen los pecados.

Fuente: diariodeburgos.es