El albergue de Anfas de Estella adelanta su apertura

  • El servicio se puso ayer en marcha, veinte días antes de lo habitual, por ser este Año Jacobeo
  • En la temporada pasada 3.000 peregrinos pasaron por el local, que atendieron casi 100 hospitalarios
Albergue ANFAS de Estella
Albergue ANFAS de Estella

El albergue que Anfas de Estella regenta en la calle Cordeleros recibió ayer a los primeros peregrinos. Estos últimos, todos de nacionalidad extranjera, desconocían que se trataba del primer día de apertura de la que es su séptima temporada hasta que se acercaron las cinco y media de la tarde. Entonces, estaba previsto el acto de inauguración de la campaña y la recepción se llenó por completo.

Allí se concentraron los propios hospitalarios que prestarán su ayuda hasta su cierre -el 30 de septiembre-, familiares, representantes políticos y responsables de esta asociación en Navarra. Estos fueron los primeros en intervenir públicamente. De romper el hielo se ocupó Gerardo Posadas, director gerente, que explicó el por qué de la apertura veinte días antes de lo habitual. «Lo hemos hecho al ser este Año Jacobeo porque el albergue tiene de por sí ya mucho movimiento. Para nosotros es una satisfacción poder continuar. Ellos pasan de ser receptores de servicios a prestar su apoyo y ello aumenta su autoestima», explicó.

Después fue el turno de María Victoria Arraiza, como presidenta de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago en Navarra. «Este albergue refuerza el sentido del Camino: una ruta que está abierta a todos», indicó. Francisco Ortega, alcalde de Villatuerta, y Begoña Ganuza, primer edil de Estella, felicitaron a continuación a la asociación por el trabajo que realizan. Lo hicieron justo después de recorrer los 500 m2 de la instalación; repartidos en dormitorio, recepción, sala de estar, cocina-comedor, zona de baños y cuarto para estacionar bicicletas.

Ainhoa Ezquerro Martínez, como responsable del servicio, guió en parte esta visita previa junto a hospitaleros como Javier de la Escosura Irujo. «Nosotros estamos muy contentos de poder ayudar a los que vienen», aseguró.

De 13 a 22 horas

El albergue estará abierto a diario de la una de la tarde a las diez de la noche y al menos dos personas, una de ellas con discapacidad intelectual, atenderán a los peregrinos. En abril iniciaron la captación de voluntarios y ya se han cerrado los turnos hasta el mes de septiembre. «El año pasado pasaron 3.068 caminantes y fueron casi cien los hospitaleros que participaron», cifró Ainhoa Ezquerro. Pero, la satisfacción resultó todavía mayor el año pasado cuando les entregaron el accésit del II Premio a la Calidad de los Servicios Sociales 2009, otorgado por el Gobierno de Navarra y la Fundación Tomás y Lydia Recari.

Como ayer adelantó Ainhoa Ezquerro, este año, la implicación en el Camino de Santiago de un pequeño grupo de Anfas será todavía mayor. Ocho de estas personas con discapacidad intelectual realizarán entre los días 12 y 18 de julio la ruta Jacobea desde Puente La Reina a Logroño. «Ellos lo han demandado y les acompañarán varios monitores», indicó.

Fuente: diariodenavarra.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba