El Camino (de Santiago) que viene

El auge de los peregrinos internacionales ha provocado aperturas de negocios como Pilgrim House

Concluye 2014 con otro récord de peregrinos: 237.810. Y la mayoría de ellos son extranjeros. Ambos factores motivan un nuevo plan para la ruta con la vista en el Año Santo 2021

Con el primer Plan Xacobeo de 1993, Vázquez Portomeñe sentó las bases del auge actual del fenómeno jacobeo. Que el Camino de Santiago alcanzaría dos décadas después cifras de peregrinos por encima de los 200.000 en un año ordinario se antojaba imposible.

Pero ha ocurrido: 2014 ha terminado con un 10 por ciento más de caminantes que 2013, es decir: 237.810. La mayoría son extranjeros.

Ambas variables —el notable incremento y las más de 150 nacionalidades diferentes que lo recorren— obligan a repensar qué hacer con la ruta, insignia de Galicia cuya preservación es fundamental. Un nuevo plan director inaugurará época a partir de este año. Su preparación se ha desarrollado a lo largo de los últimos seis meses, pues la empresa adjudicataria tenía hasta finales de diciembre para entregar esta hoja de ruta, que se ha fijado 2021 —cuando se celebrará el próximo Año Santo— como horizonte para alcanzar objetivos.

El Camino que viene deberá intentar guardar su esencia milenaria, desde el cristianismo y la cultura, pero sin olvidar el atractivo gancho turístico y dinamizador económico que supone al mismo tiempo. A falta de concretar el plan, se han avanzado varias novedades que se suman a otros cambios promovidos por empresas. Una de las principales tiene que ver con la introducción de las nuevas tecnologías, algunas de cuyas ventajas aún permanecen alejadas de estos senderos. Lo irá solventando de forma paulatina el «Smart Camino».

La «compostela» online

Se trata de una iniciativa de la Xunta que habilitará conexiones wifi a internet en todos los albergues públicos de la Comunidad y que, en 2016, permitirá por primera vez obtener la «compostela», el diploma que acredita haber culminado al menos los últimos 100 kilómetros del Camino a pie, a través de la red sin esperar colas.las.

El mundo de las aplicaciones móviles mediante los smartphones dará en tiempo real datos relalativos a la meteorología, desde la previsión de lluvias, a la humedad o la temperatura, además de ofertas culturales, comerciales, avisos o alertas. Además, un servicio de navegación con mapas en dos y tres dimensiones ayudará durante las etapas.

Gran centro de acogida

En esta peregrinación del futuro también tiene mucho que decir el gran centro de acogida de peregrinos que la Fundación Catedral abrirá en la zona vieja de Compostela. El Gobierno autonómico acaba de destinar 1,5 millones de euros para rehabilitar un antiguo asilo sin uso que acogerá, por ejemplo, la Oficina del Peregrino donde se entregan las credenciales, salón de actos, capilla, centro interconfesional, áreas de información turística, biblioteca o un centro de documentación jacobeo, además de una zona de atención en diferentes idiomas o dependencias para las asociaciones de amigos del Camino.

Nuevos negocios

Diversos colectivos y expertos han venido alertando sobre los posibles efectos negativos del crecimiento del Camino.

Y a ello estará también muy atento el nuevo plan director, que se marca como retos «el desarrollo local sostenible y responsable, con la máxima garantía de protección y conservación del Camino, la excelencia en la experiencia del peregrino, la conciencia y el posicionamiento de los valores esenciales del Camino, y este como fortalecedor de la marca Galicia».

La directora de la Axencia de Turismo, Nava Castro, responsable de los cambios, viene insistiendo en apostar «por la revitalización, conservación y dinamización de la ruta para no perder su esencia».

Para fijar el plan naciente, se ha escuchado a los alcaldes de los más cien municipios atravesados por el Camino, a las consellerías de Cultura y Medio Ambiente, a la Federación Gallega de Municipios y Provincias (Fegamp), a las propias asociaciones del amigos del Camino —que este 2015 se reunirán por primera vez en un encuentro mundial en la capital gallega—, a instituciones religiosas y a miembros del sector privado, que ha tenido y tendrá aún más un papel clave en el Camino.

El auge de los peregrinos internacionales ya ha provocado la apertura de negocios como la Pilgrim House en Santiago, un establecimiento con servicio de ducha, lavandería, consigna o cafetería que regentan seis estadounidenses.

Desde el Xacobeo consideran que el Camino no está saturado, sino todo lo contrario. Y por ello están promoviendo la diversificación de rutas, que comienza a dar sus frutos. Por el Camino Portugués, por ejemplo, ya llega el 15 por ciento del total de caminantes. Y la Diputación de Pontevedra se ha puesto manos a la obra constituyendo por primera vez una comisión de trabajo a su alrededor. Ha invertido un millón de euros dedicados a cuestiones como la limpieza o señalización de tramos.

Más investigaciones

También en el Camino Inglés desde Ferrol se conciencian, pues como ha recordado este mismo mes Castro, en las localidades cercanas a la ruta jacobea, esta «amortigua indicadores como el envejecimiento, el declive demográfico y la despoblación al impulsar una nueva economía local basada en el sector servicios —complemento del sector primario— que atrae población».

El Inglés ha crecido en el último año por encima del 60 por ciento y sigue inaugurando albergues, como el abierto en verano en Carral (La Coruña).

También el Camino Fisterra-Muxía en esta provincia ha realizado mejoras en los dos últimos años con 400.000 euros.

El Camino, de profundas raíces europeas, se hace ahora más global que nunca, por lo que también se incentivarán —más si cabe— estudios e investigaciones que contribuyan a generar conocimiento y a desentrañar aspectos desde multitud de disciplinas.

Leído en ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba