Cuiña propone habilitar como albergue de peregrinos parte del viejo Manuel Rivero

Opina que el de A Laxe está alejado del núcleo urbano y no genera dinamismo económico

Compromiso por Galicia (CxG) de Lalín propone que el grupo de gobierno tome en consideración habilitar una parte del viejo colegio Manuel Rivero como albergue de peregrinos. La iniciativa parte, según su candidato a la Alcaldía, Rafael Cuiña, de conversaciones con el sector hostelero o del comercio, quienes le trasladaron que el albergue de A Laxe (Bendoiro) está demasiado alejado del núcleo urbano, cuestión que merma la capacidad de negocio de estos sectores económicos.

Cuiña entiende que el Camino de Santiago puede ser una fuente más de dinamización de la economía, pero insiste en el lastre que supone que el alojamiento de A Laxe esté muy alejado de la trama urbana, de ahí que entienda que parte de las dependencias del viejo Manuel Rivero podrían ser recuperadas para dicho cometido. “Los peregrinos se quejan de que en A Laxe no tienen prácticamente posibilidad de hacer cualquier tipo de actividad de ocio, algo que no pasaría si el albergue estuviese situado en Lalín”. Otro argumento, a juicio de Rafael Cuiña, favorable para su propuesta sería el hecho de que con una correcta señalización se lograría la potenciación “turística y comercial” del mercado de abastos.

Además de esta iniciativa relativa la mejora de las infraestructuras para los caminantes -A Laxe será objeto de reparaciones comprometidas por el Xacobeo semanas atrás- Compromiso avanza que está realizando un trabajo para la potenciación del Camiño de Inverno. Cuiña entiende que la señalización es insuficiente y asegura que esta queja es común entre algunos de los peregrinos que llegan al territorio lalinense procedentes de localidades como Chantada o Rodeiro. En este sentido dice que este trazado, reconocido por la Iglesia en 2009, todavía no fue catalogado como ruta Xacobea por la Xunta y que podría ser “clave en el desarrollo cultural y turístico de Lalín. También alude al desvío del trazado por Donfreán o la Fraga de Casas Vellas para su potenciación, en este último caso, como espacio natural de interés para el visitante.

En la declaración del Camiño de Inverno como ruta oficial jacobea lleva tiempo trabajando el Concello de Lalín que, en colaboración con la Asociación de Camiños de Inverno pola Ribeira Sacra, incluso diseñó un trazado. Su oficialización está a la espera de ser refrendada por el Xacobeo desde hace al menos un par de años. Llegaría a Lalín desde Pedroso (Rodeiro) y tras pasar por Goiás se adentraría en la trama urbana por Monte Faro, Praza da Igrexa, Colón, O Regueiriño y después de cruzar el Paseo do Pontiñas enlazaría con la Vía da Prata por la N-525 en dirección al albergue de A Laxe.

Leído en Faro de Vigo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba