El albergue de Ponferrada reduce su consumo energético más de un 20%

Albergue de peregrinos parroquial San Nicolás de Flüe, Ponferrada :: Albergues del Camino de Santiago
Albergue de peregrinos parroquial San Nicolás de Flüe, Ponferrada

El albergue de peregrinos San Nicolás de Flue de Ponferrada (León) cumple su tercer año dentro del programa europeo ‘Life Stars+20’, que ha escogido a este centro para establecer medidas de ahorro energético en el Camino de Santiago, que la logrado reducir en un 20% en los consumos de energía.

Life Stars+20 es una iniciativa promovida por el Grupo San Valero de Zaragoza que ha tomado como base el Camino de Santiago para impulsar la lucha contra el cambio climático a través de cinco albergues en otras tantas comunidades autónomas: Aragón, Castilla y León, Galicia, La Rioja y Navarra.

En el caso de Ponferrada, el ahorro se ha logrado incluso diez meses antes de la conclusión de este programa, en el que se ha invertido 1,7 millones de euros.

Las cifras son aún mejores, según apunta el director general del Grupo San Valero, César Romero, puesto que “en cuanto al ahorro de agua se refiere se ha llegado al 33% y se han dejado de emitir 130 toneladas de CO2 a la atmósfera”.

Romero ha precisado que todavía queda pendiente una fase para culminar el denominado proyecto 20-20-20 y “ya se ha conseguido su fin”.

Los socios del proyecto y miembros de la Comisión Europea que visitaron hoy las instalaciones bercianas manifestaron su satisfacción por la buena marcha del proyecto que “ahora se debe replicar en otras instalaciones”, según ha manifestado el comisionado de la Unión Europea, Santiago Urquijo.

El Life Stars+20 tiene como principal objetivo introducir el componente medioambiental en el Camino de Santiago, en cinco albergues del Camino Francés que son: Arrés en Aragón; Zabaldica en Navarra, Nájera en La Rioja, Ponferrada en Castilla y León y Samos en Galicia.

En todos se han implantado diferentes medidas de eficiencia y sostenibilidad que permiten obtener ahorros energéticos y la reducción demostrada del 20% de emisiones de gases efecto invernadero, entre las que destacan la sustitución de lámparas convencionales por tecnología LED o la instalación de contadores inteligentes para control y seguimiento de consumos de gas, agua y energía.

También medidas de aislamiento térmico aplicando conceptos bioclimáticos para alcanzar, siempre bajo la premisa del menor consumo posible, las temperaturas óptimas, instalación de dispositivos en cocinas y baños para un uso responsable y eficaz del agua corriente y señalización de medidas de sostenibilidad con fines de sensibilización medioambiental.

Otra medida para conseguir reducir el gasto de energía es el diseño y difusión del “Decálogo de Buenas Prácticas Medioambientales del Peregrino” para su aplicación durante la estancia en el albergue, durante su recorrido por el Camino y después en su vida diaria.

Leído en El Periódico de Aragón

Albergues de peregrinos en Ponferrada:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba