El albergue de Arrés representa a Aragón en la lucha contra el cambio climático

Albergue de peregrinos de Arrés, Camino Aragonés :: Albergues del Camino de Santiago
Albergue de peregrinos de Arrés

La Comisión Europea ha llevado a cabo un seguimiento detallado del Proyecto Life Star +20, promovido por el Grupo San Valero de Zaragoza, que ha tomado como base el Camino de Santiago para impulsar la lucha contra el cambio climático a través de cinco albergues en cinco comunidades autónomas: Arrés en el caso de Aragón y otros en Castilla y León, Galicia, La Rioja y Navarra.

El Life Star+20 tiene como principal objetivo introducir el componente medioambiental en el Camino de Santiago, en cinco albergues del Camino Francés que son: Arrés en Aragón; Zabaldica en Navarra, Nájera en La Rioja, Ponferrada en Castilla y León y Samos en Galicia.

En todos se han implantado diferentes medidas de eficiencia y sostenibilidad que permiten obtener ahorros energéticos y la reducción demostrada del 20% de emisiones de gases efecto invernadero.

Entre ellas destacan la sustitución de lámparas convencionales por tecnología LED; de contenedores inteligentes para control y seguimiento de consumos de gas, agua y energía; aislamiento térmico aplicando conceptos bioclimáticos para alcanzas las temperaturas óptimas; o el diseño y difusión del Decálogo de Buenas Prácticas Medioambientales del Peregrino.

Han sido los albergues de San Nicolás de Flue de Ponferrada y el Monasterial de Samos los que han recibido esta semana la visita de los responsables de esteproyecto europeo para comprobar en primera persona la eficacia de las medidas medioambientales implantadas, que han permitido reducir los consumos de agua y electricidad en más de un 20 por ciento.

El director general del Grupo San Valero, Cesar Romero Tierno, ha destacado la magnífica aceptación que ha tenido el proyecto que “debe ser un ejemplo de concienciación para implantar medidas medioambientales sostenibles en otros establecimientos de dentro y fuera del Camino de Santiago”, ha recalcado que se han sacado lecciones muy positivas para el turismo, medidas que tiene que copiar mucha gente para aplicarlas en la vida diaria. También ha recordado que han sido más de 11.000 los peregrinos que han firmado su compromiso medioambiental “El Camino empieza por cuidarlo”.

La directora del proyecto Nieves Zubález Marco ha hecho referencia al ahorro del 20% de media en el descenso de emisiones y consumos energéticos una vez valorada la eficacia de las medidas adoptadas. Ha destacado que, además de los cinco albergues implicados, ya se han adherido 73 establecimientos hosteleros al proyecto desde los inicios hace tres años y que esperan que todavía se sumen algunos más hasta que expire su vigencia el próximo mes de septiembre.

Por su parte Santiago Urquijo, técnico de la Dirección General de Medio Ambiente de la Comisión Europea, ha hecho referencia a la verificación de las medidas implantadas que han alcanzado los resultados previstos mostrando su satisfacción por el desarrollo del programa y trasladando un concepto de proyección de estas medidas a toda la sociedad.

Leído en Aragón Digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba