El albergue de Mallén recibe a los peregrinos del camino de Santiago y Manresa

Iglesia Nuestra Señora de los Angeles de Mallén
Iglesia Nuestra Señora de los Angeles de Mallén

Su privilegiada situación, estratégica en el corredor del Ebro ha permitido el tránsito de gentes y culturas desde la antigüedad y hasta nuestros días. Punto de paso del Camino de Santiago del Ebro, ruta histórica y cultural. El Camino del Ebro o Camino Jacobeo del Ebro comienza en la desembocadura del río y remonta su curso pasando por Mallén hasta llegar a Logroño, donde enlaza con el Camino Francés.

Desde Mallén al peregrino le quedan 729 km. hasta llegar a su destino, Santiago de Compostela.

También Mallén es punto de paso de otro camino, al que se le denomina como Camino Ignaciano. Es el camino que el caballero Ignacio de Loyola recorrió en 1522 desde Loyola hasta Manresa. Parte desde la casa natal de Ignacio en Loyola (una torre-palacio de Azpeitia, en el País Vasco) hasta lo que se conoce como la Cova de San Ignacio en la ciudad de Manresa (cerca del Monasterio de Montserrat, en Cataluña).

En la actualidad, Mallén recibe numerosos peregrinos que discurren en ambas direcciones y son acogidos en el centro cultural, antiguo Hospital, situado en la calle Paradero. Las instalaciones cuentan con dos habitaciones climatizadas, 12 literas en cada una de ellas, y dos cuartos de baño comunes con duchas.

Para este año, gracias a las subvenciones del Plus de DPZ, el consistorio pretende invertir en su mejor adecuación. En el proyecto se va a remodelar la planta 2 del centro cultural, que ahora esta diáfana, para construir una sala de estar y sala de monitores.

Ya se ha instalado una señal indicativa del albergue y unas conchas que indican al peregrino el recorrido urbano hasta llegar a él y su posterior salida hacia, Cortes de Navarra, donde una escultura de un peregrino descansando contemplando nuestro pueblo les desea Buen Camino.

Leído en El Periódico de Aragón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba