La fuerte caída de peregrinos en Burgos obliga al Camino de Santiago a mirar al 2021 «con esperanza»

Peregrinos a su paso por un pueblo burgalés a comienzos de 2020
Peregrinos a su paso por un pueblo burgalés a comienzos de 2020

Desde la Asociación de Amigos del Camino de Santiago contabilizan unos 1.850 peregrinos este año en el albergue municipal de Burgos cuando en 2019 alcanzaban los 27.000

«Esta siendo un año horrible para el Camino de Santiago», confirma Jesús Aguirre, presidente de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Burgos. La afirmación no sorprende y las cifras no engañan. En el 2019, por estas fechas, habían pasado por el albergue municipal de peregrinos de Burgos unos 27.000 caminantes, este año la cifra se sitúa sobre los 1.854, según confirma Aguirre. «Ahora mismo la prioridad es la sanidad y el Camino se resiente con las medidas, pero las circunstancias mandan y hay que ser responsable», confirma Jesús.

Eso sí, desde la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Burgos miran con «esperanza y consuelo» al 2021. «Este año confluyen el VIII Centenario de la Catedral y el Año Santo Compostelano que pasa por Burgos. Este último se está obviando pero es un año internacional, histórico y tradicional que mueve a muchos peregrinos. Parece que nos olvidamos pero después de 11 años coincide con esa unión entre Catedral, Camino de Santiago y los dos años jubilares», explica Aguirre.

Desde la asociación se quiere confiar en el año 2021 porque, en este 2020 en plena pandemia de la covid-19 y con restricciones, ni siquiera el verano ha sido bueno si comparamos con los estíos anteriores.

Aguirre explica que, después del confinamiento, el albergue municipal de Burgos no se abrió hasta mediados de septiembre. Pero es que hasta mediados de agosto no llegaron los primeros peregrinos, «las circunstancias han mandado», explica el presidente de la asociación. Del 15 al 30 de septiembre han registrado 370 peregrinos en el albergue y en octubre, hasta que se volvió a cerrar el alojamiento debido al confinamiento perimetral, los peregrinos que llegaron fueron 355.

El confinamiento perimetral continúa en Castilla y León y ha afectado al Camino pero es que este también está instaurado en las comunidades vecinas. Además, desde la propia Asociación de Municipios del Camino de Santiago se ha aconsejado dejar la peregrinación para mejores circunstancias. «Hay que asumir la situación. La pandemia no perdona y no hay que aumentar los riesgos», apunta Aguirre.

Caminar al aire libre o pedalear es una de las actividades permitidas y menos peligrosas que se puede hacer en esta pandemia de la covid-19. Una alternativa de ocio segura y saludable. El problema surge cuando las personas se juntan. El Camino de Santiago es un lugar de encuentro, de conocer gente y, normalmente, se suelen formar grupos de peregrinos. Igualmente, el alojamiento, aunque sea seguro y se respeten las medidas sanitarias, aumenta el riesgo de contagios en personas que están continuamente en movimiento y, la movilidad es negativa, como repiten los expertos.

Aguirre da por perdido este año y mira al 2021 con «esperanza en que esto revierta, en la vacuna que será una esperanza para todos porque esta situación afecta a todos los ámbitos sociales».

Leído en Burgos Conecta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba