El albergue del Camino de Fisterra en Negreira duplicará su capacidad actual

En la actualidad cuenta con veinte camas pero ganará más espacio en la planta alta instalando nuevas literas

Tras más de dos años reclamando soluciones al problema de masificación que sufre el albergue de Negreira por la escasez de plazas ante la inminencia del año santo, al final la insistencia del Concejo va a tener su justo premio. Será en forma de obras para «suavizar» la bajante de la cubierta metálica, ganando amplitud de espacio en la planta alta y, de paso, duplicando las plazas de hospedaje actuales que, de veinte camas, pasarán a ser el doble gracias a la instalación de literas.

La noticia la comunicó ayer el alcalde, el socialista Jorge Tuñas, durante su comparecencia semanal ante los vecinos en Radio Negreira: «No Xacobeo son conscientes de que o Camiño de Fisterra é unha das rutas que máis creceu nos últimos anos, e a capacidade do albergue quedou superada xa hai tempo pola cada vez maior presencia de peregrinos que escollen esta ruta ata A Costa da Morte», señaló ayer Tuñas, al tiempo que adelantaba que el próximo miércoles mantendrá una entrevista en Santiago con el gerente del Xacobeo para tratar todos los problemas que afectan a la ruta a su paso por Negreira.

Tuñas también señaló que actualmente se están acometiendo obras de mejora en los baños y duchas de la instalación, al objeto de subsanar los problemas que padecían los servicios. Sobre el período en que se ejecutarán las obras del tejado indicó que las noticias que tiene por parte de un técnico del Xacobeo «é que se faga nos meses de xaneiro e febreiro, aproveitando cando menos afluencia hai de peregrinos».

De cara al próximo año, en el que los precios por pasar la noche en los albergues del Camino de Santiago subirán de 3 a 5 euros, el Concejo de Negreira seguirá ofertando gratuitamente la antigua escola de Vilaserío como lugar para pernoctar, en el tramo que va desde Negreira a Olveiroa (Dumbría). El edificio posee una cocina y duchas, si bien carece de camas por lo que los peregrinos deben descansar sobre las colchonetas situadas en su planta alta. Tanto en Vilaserío como en el albergue de Negreiroa los alumnos del taller de empleo Negreira no Camiño trabajan en el acondicionamiento de sendas zonas verdes.

Desde el Xacobeo también dejaron entrever la posibilidad de que pueda acondicionarse un bajo en la villa para acoger la avalancha de caminantes, algo propuesto en su día por el Concello pero que fue desestimado finalmente por la Junta.

En cualquier caso, la inminente apertura del albergue turístico San José, en pleno casco urbano de Negreira y cuya capacidad supera el medio centenar de plazas, vendrá a reforzar la oferta de alojamientos de la ruta.

Fuente: lavozdegalicia.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba