Pontedeume destinará los almacenes de Raxoi a albergue de peregrinos

Arzobispado, Dirección Geneeral de Patrimonio y Ayuntamiento consensúan los términos jurídicos del convenio de cesión del antiguo hospitalillo de la villa de los Andrade

El Gobierno local de Pontedeume habilitará los almacenes de Raxoi como albergue de peregrinos provisional para el próximo Año Jacobeo 2010, según asegura el concejal de Obras y Servicios Municipales, Javier Crespo. El Concejo eumés está a la espera de recibir el visto bueno del Arzobispado para la cesión del antiguo hospitalillo que, de producirse, se convertirá en un edificio para el reposo de los peregrinos.

Almacenes de Raxoi, en el puerto de Pontedeume
Almacenes de Raxoi, en el puerto de Pontedeume.

El pasado martes se celebró una reunión en Santiago entre representantes del Xacobeo y el Concejo eumés, para fijar las características del convenio de cesión, ya que todavía no están definidos los términos jurídicos del acuerdo que tendrá que amparar los nuevos usos del edificio y que haga posible la reforma del mismo.

El responsable de Obras y Servicios Municipales explica que, aunque las conversaciones van por “muy buen camino”, todas las partes implicadas han de estar de acuerdo, por lo que se están consensuado “los términos del convenio”. Debido a estos trámites y a la posterior reforma del hospitalillo si la cesión llega a buen fin, el Concejo adecuará de forma provisional los almacenes de Raxoi con materiales reutilizables que, una vez que finalicen las obras en el antiguo hospital eumés, puedan ser trasladados y formen parte del albergue definitivo.

Hace un mes Crespo hacía hincapié en la necesidad de habilitar un albergue para Pontedeume ya que, según señalaba, sigue siendo un municipio de referencia en la comarca. “Pontedeume cuenta con un gran interés turístico y esta iniciativa sería una buena forma de potenciarlo y beneficiaría a la economía del municipio”, relataba el responsable de Obras.

LaDirección Generral de Patrimonio exige que el local sea de titularidad municipal y, además, debe de contar con un número mínimo de metros cuadrados, camas y duchas. También deberá acoger en su interior una cocina, ya que el emplazamiento tendrá que dar servicio, como mínimo, a cuarenta peregrinos.

Fuente: laopinioncoruna.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba