Historias del Camino de Santiago: hospitaleros, antes peregrinos que…

Hospitaleros en el Fielato de Logroño
Hospitaleros en el Fielato (Punto de Información al Peregrino) de Logroño

Los hospitaleros del Camino de Santiago han sido peregrinos antes que ‘frailes’. La mayoría de los que hoy colaboran en los albergues han vivido antes en sus propias carnes lo que es cargar una mochila durante kilómetros, las ampollas en los pies, los dolores en tobillos y rodillas, las gélidas temperaturas cuando se sale al amanecer y la sofoquina cuando se llega al destino con pleno sol. Pero sobre todo, han sentido previamente lo que significa hacer el Camino. Juan y Daniel son dos ejemplos de ello.

Estos días, en el Punto de Información al Peregrino de Logroño Juan y Daniel comienzan su jornada. De ahí pasan, a mediodía, al Albergue Municipal de Peregrinos de Logroño. Y los dos son singulares. Lo habitual entre los hospitaleros, acostumbran a tener historias curiosas.

Juan Tubau es de Barcelona, «de pedigrí», según dice, y el Camino lo hizo hace 21 años, solo una vez. «El que lo hace más veces es porque no le ha encontrado el sentido y tiene que repetir», ríe divertido.

Pero aunque haga tiempo que vivió el Camino, Juan lo tiene muy presente e incluso ha escrito en un libro titulado ‘Llegad a la sabiduría haciendo el Camino de Santiago’. «El Camino se debe hacer con propósitos y vencer el orgullo, uno de los siete pecados capitales, es uno de ellos. Puede ser orgullo material o espiritual, en mi caso me propuse ambos», explica, recordando que es la primera vez que está como hospitalero.

De Oyón a Finisterre: 6.000 kilómetros recorridos

A su lado está Daniel, natural de Oyón, que colabora como hospitalero desde hace seis años. ¿Y cuántas veces ha recorrido el Camino? «He andado 6.000 kilómetros, de Oyón hasta Finisterre», es decir, nueve veces, la primera en 2009. ¿Y por qué hacer el peregrinaje? «Cada uno tiene una razón, pero hay quien lo utiliza como una huida o simplemente te quitas el disfraz, eres quien realmente te gustaría ser…», reflexiona.

Su ‘camino’ como hospitaleros en Logroño terminará en dos semanas escasas, ahí empezará el de otros que, como ellos, habrán sido peregrinos antes que…

Leído en Nuevecuatrouno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba