El albergue de peregrinos de Monforte abrirá en septiembre «como muy tarde»

Un aspecto del exterior del nuevo albergue de peregrinos
Un aspecto del exterior del nuevo albergue de peregrinos

La apertura del establecimiento, prevista para Semana Santa, tuvo que aplazarse a causa de la alarma sanitaria

El primer albergue de peregrinos del Camino de Invierno de la comarca de Lemos —situado en la calle Santiago de Monforte— tenía previsto iniciar su actividad durante la pasada Semana Santa a más tardar, pero la alarma sanitaria obligó a cancelar la apertura.

Los responsables del establecimiento barajan ahora abrirlo para septiembre «como muy tarde», aunque cabe la posibilidad de hacerlo antes si hay una demanda suficiente. A finales del junio, el albergue iniciará la venta de reservas por Internet, lo que puede servir para valorar la situación del mercado. «Si vemos que hay muchas solicitudes de reserva podríamos estudiar la posibilidad de abrir un poco antes, quizás para el mes de agosto», explica Ramón Díaz-Varela, uno de los tres socios que regentan el albergue.

El establecimiento, señala por otro lado Díaz-Varela, podría abrir sus puertas en julio, pero sus responsables consideran que sería demasiado pronto. «Por un lado, y sobre todo, porque creemos que debemos asumir la responsabilidad y ayudar a minimizar el riesgo de contagio.», dice el empresario. «Y por otro lado, la movilidad que existe hoy en día es insignificante y para julio seguramente no habrá grandes cambios al respecto.», añade.

Optimismo de cara al futuro

Díaz-Varela dice por otra parte que los responsables del albergue son optimistas en cuanto a las posibilidades de recuperación del turismo en la Ribeira Sacra. «Este territorio tiene muchas ventajas en este sentido por el tipo de clientes que atrae y porque el turismo en esta zona es de espacios abiertos y no masificados.», apunta. «Pero queda por ver cuánto tiempo requerirá la recuperación.», agrega.

El albergue de la calle Santiago, indica asimismo Ramón Díaz-Varela, tiene previsto enfocar su oferta no solo hacia los peregrinos que llegan por el Camino de Invierno, sino también hacia las excursiones en grupo, principalmente las de centros educativos. «La situación es muy complicada de momento, porque el tráfico de peregrinos está completamente paralizado y también los viajes en grupos», dice.

Los responsables del establecimiento no descartan que para julio se puedan organizar viajes de este tipo, pero de momento lo ven muy poco probable. «Para que vuelva a haber movilidad, no solo es necesario que la normativa sanitaria permita viajar entre provincias y comunidades, sino que la gente empiece a recuperar la confianza, y para que eso suceda hay que darle tiempo.», señalan a este respecto.

El nuevo albergue contará con capacidad para cincuenta personas y ofrecerá desayunos a sus clientes. Las instalaciones, según sus responsables, están prácticamente terminadas y solo les faltan unos retoques menores que no se pudieron llevar a cabo en su momento a causa del estado de alarma sanitaria, pero que podrán quedar terminados en un plazo muy breve.

Leído en La Voz de Galicia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba