Amigos do Camiño de Inverno ponen a punto los albergues

Albergue de Vilamartín de Valdeorras, en la zona verde de O Bañadoiro
Albergue de Vilamartín de Valdeorras, en la zona verde de O Bañadoiro

En este momento hay dos de carácter público, Vilamartín y O Barco, y una decena de privados

Las condiciones en que se encuentran los albergues del tramo valdeorrés del Camino de Invierno, así como su adaptación a la nueva normativa que dictaron las autoridades sanitarias, están siendo revisadas por la Asociación de Amigos do Camiño de Santiago por Valdeorras. Su presidenta, Asunción Arias Arias, se reunió ayer martes con el alcalde de Vilamartín, Enrique Álvarez Barreiro, para informarle de las exigencias dictadas a raíz de la crisis sanitaria del covid-19.

Los planes de la presidenta del colectivo de peregrinos contemplan recabar información de los albergues del tramo valdeorrés. En estos momentos, la comarca únicamente puede ofrecer dos albergues públicos, los ubicados en O Barco y Vilamartín. A la espera de que abra sus puertas el de A Rúa, de 26 plazas, las instalaciones del polideportivo municipal no reúnen las condiciones sanitarias que exige la nueva normativa, según explicó Asunción Arias. “No pavillón está complicado coa nova normativa”, explicó.

El albergue de O Barco, de 16 plazas, también plantea serias dificultades para los peregrinos, quienes deben acceder recorriendo dos kilómetros de una carretera muy empinada. Así las cosas, el mejor situado es el de Vilamartín (44 plazas), ubicado en el área recreativa de O Bañadoiro. Su capacidad se verá considerablemente reducida con las restricciones impuestas por las nuevas normas, según apuntó el regidor vilamartinés.

No todo son albergues públicos en el Camiño

También hay establecimientos privados y en Valdeorras son una decena los hostales y hoteles que tuvieron que adaptarse a la normativa.

Asunción Arias también dedicó los últimos días a revisar el trazado valdeorrés de la ruta de peregrinación. “Está completamente limpo”, aseguró. La presidenta de Amigos do Camiño agradeció las gestiones del alcalde de Vilamartín para permitir el paso de personas por el trazado alternativo a la carretera N-536. La ausencia de arcén en el tramo rues podrá ser solventada con una ruta provisional, utilizando un paso cuyos propietarios permiten usar a los peregrinos, según dijo ayer Enrique Álvarez.

Todos estos detalles serán analizados por la junta directiva de la Asociación Amigos do Camiño de Inverno el 18 de junio. El encuentro tendrá lugar en el salón multiusos del Concello de A Rúa, debido a las reducidas dimensiones de su sede.

Leído en La Región

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba