El local del albergue de peregrinos de Irún vuelve a Jacobi

Albergue de peregrinos municipal de Irún, Guipúzcoa - Camino del Norte :: Albergues del Camino de Santiago
Albergue de peregrinos de Irún

Cruz Roja finaliza su actividad en el recinto, que retoma su anterior función como albergue de peregrinos

La Junta Local de Gobierno del Ayuntamiento de Irún ha aprobado esta semana prorrogar la cesión del local municipal de la calle Lesaka a la Asociación Jacobea Irun Bidasoa, Jacobi. Se trata del edificio que antiguamente albergaba el parvulario Pinar-Mendelu y que desde 2018 daba servicio como albergue de peregrinos, cuando por primera vez se cedió el local a Jacobi.

No obstante, a lo largo de este último año, desde marzo de 2021, el local ha estado cedido a Cruz Roja, que ha llevado a cabo en el edificio su programa de acogida temporal de personas migrantes en tránsito. Recientemente, a finales del pasado mes de febrero, Cruz Roja comunicó al Consistorio su intención de finalizar su actividad en el recinto, por lo que desde el área de Patrimonio del Ayuntamiento se activó el procedimiento para que el local regresase a sus funciones habituales.

Por lo tanto, con el edificio volviendo a manos de Jacobi recupera su vocación como albergue de peregrinos. El momento del traspaso de llaves de Cruz Roja a la Asociación Jacobea contó con la presencia del delegado de Patrimonio, Miguel Ángel Páez, y el de Bienestar Social, David Nuño.

Los dos responsables políticos quisieron subrayar el compromiso social de la administración local, recordando que “son muchos los espacios de titularidad municipal que el Ayuntamiento cede para el desarrollo de actividades de multitud de asociaciones y entidades de todo tipo”.

En el caso del albergue de peregrinos del Camino de Santiago del Norte, desde el Consistorio lo remarcan como “un ejemplo del trabajo generoso de Jacobi”, sin desmerecer la necesidad de adaptarse a las circunstancias y ceder la instalación a Cruz Roja, que la ha necesitado el último año para desarrollar su labor.

La instalación vuelve así a dar cobijo a los peregrinos en ruta desde el pasado 1 de marzo, como lo hizo entre 2018 y 2020, hospedando ya a los primeros viajeros de 2022, año que sigue siendo Jacobeo después de que, debido a la pandemia, se extienderá la celebración que comenzó en 2021.

Con la pandemia en recesión, solo queda esperar a que la hospitalidad de Jacobi pueda volver a la tendencia al alza que demostró entre 2004 y 2019.

Durante aquel primer año de servicio, en las instalaciones que en aquel entonces gestionaba Jacobi pernoctaron 501 peregrinos, mientras que quince años después, en 2019, fueron más de 9.000 personas las que durmieron en el local. Tras dos años de parón forzado, la asociación vuelve a la carga.

Leído en Noticias de Gipuzkoa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba