Los albergues vizcaínos en la ruta a Santiago disparan su cifra de pernoctaciones, al pasar de 800 en 2004 a las 8.000 de este año

El Camino del Norte hacia Santiago es transitado cada año por miles de peregrinos que realizan su periplo por la costa cantábrica. Durante su largo recorrido, necesitan hacer un alto para coger fuerzas en los cientos de albergues que pueblan el trayecto. En la temporada de mayo a septiembre, más de 8.000 pernoctaron en los cinco establecimientos que dirige la Asociación de Amigos de los Caminos de Santiago en el territorio vizcaíno. Una cifra que deja al descubierto «el éxito» de este año, como describe Carlos Erazo, encargado de la gestión de los alojamientos en la agrupación.

1.600 visitas más que en 2008 y diez veces más que hace cinco años, cuando se hicieron cargo de la administración de todos los locales. Guernica es otro punto de paso que hasta el miércoles mantenía su albergue cerrado por reformas. Unas obras que el concejal de Juventud, Iñaki Gorroño, entiende que mejorarán el servicio a los usuarios.

En 2004, tan sólo dos albergues, en Lezama y Portugalete, formaban parte de la Asociación de Amigos de los Caminos de Santiago, por lo que la limitación de capacidad se reflejó en las 800 pernoctaciones registradas. Un lustro después y con tres refugios más, en Pobeña, Marquina y Basurto, el número de personas ha ascendido hasta los 8.023 visitantes. Un aumento a tener en cuenta, pues las grandes afluencias se dan en Año Santo Jacobeo.

El 53% de los peregrinos registrados en los albergues procede del extranjero, con un claro dominio de visitantes galos (1.177), seguido de alemanes (1.023) y, a gran distancia, italianos (360). Entre los españoles, destacan los caminantes de Cataluña (964) y Madrid (657), mientras que valencianos y vascos ocupan el tercer y cuarto puesto, respectivamente, del ranking nacional.

El albergue que se ha llevado la palma en cuanto a ocupación es el de Markina. Ha conseguido 2.465 pernoctaciones. Muy de cerca le sigue el de Pobeña (Muskiz), con 2.128, y por debajo de las 1.500 de Lezama, los de Portugalete y Basurto rondan el millar de visitas. Aun así, han logrado cifras muy por encima de las registradas en sus inicios.

10.000 para 2010

Erazo considera este ejercicio un claro «éxito», aunque está convencido de que el próximo año se superarán «con creces» los resultados. Como el 25 de julio de 2010 caerá en domingo (coincidencia que sucede con una cadencia regular de 6-5-6-11 años), la Asociación de Amigos de los Caminos de Santiago prevé la llegada de 10.000 peregrinos a sus albergues. Ante tamaña recepción, no dudaron en ampliar el de Markina para que «nadie se quede fuera». El incremento también incidirá en el número de hospitaleros, los encargados de «acoger, aconsejar y guiar al peregrino».

Estos mentores hacen su labor de forma altruista. «No cobran nada. Devuelven al Camino lo que les ha dado», reflexiona Erazo, si bien algunos romeros agradecen su buen hacer con un donativo, que, «por supuesto, no se quedan. Tenemos una hucha y empleamos el dinero en utensilios de limpieza o de uso común», aclara. Procedentes de Cataluña, Francia e Italia, en 2010 se necesitarán más voluntarios para satisfacer la demanda. Eso sí, hay que cumplir un requisito: «haber hecho el Camino para poder enseñar a los que lo necesitan», reflexiona.

Visto en: elcorreodigital.com