Avilés espera la llegada de más de 7.000 peregrinos con la celebración del Jacobeo

El albergue, cuyas instalaciones se renovarán para la ocasión, registró durante 2009 su récord de usuarios: 4.800 personas de 46 países

Tres peregrinos descansando de la jornada

El año 2009 marcó un hito en la llegada de peregrinos a la ciudad, en su ruta a Santiago de Compostela. Un total de 4.800 personas fueron registradas en el albergue avilesino, batiéndose así todos los récords de un camino en auge. Este año, coincidiendo con el Jacobeo -el último hasta el año 2021- la previsión es que más de 7.000 peregrinos utilicen la ruta norte hacia la tumba de Santiago, en la capital compostelana.

Esta cifra, la de 7.000 peregrinos, es la que aventura José María Clero, responsable del albergue y alma de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago, que desde hace años recorre incansable los caminos de España marcados con las conchas xacobeas. «El camino por Avilés gusta mucho a los peregrinos, y hacen propaganda de él boca a boca», asegura Clero. Muchos incluso utilizan la ruta de regreso para llegar a Santander, en cuyo aeropuerto tienen los enlaces deseados.

Los españoles son los principales usuarios de las instalaciones avilesinas, pero peregrinos de todos los continentes son habituales de la ruta. En total, en 2009 estuvieron representados 46 países. «Ése es el milagro de Santiago, si sólo fuera una ruta cultural no vendría tanta gente», sostiene el hospitalero. Alemania, Polonia, Austria, Italia y Francia son los principales países de procedencia, por este orden. Les siguen, a más distancia, otros como Brasil (cuyo interés por el Camino de Santiago está muy vinculado a la obra de Paulo Coelho), Portugal, Corea del Sur, China, Colombia, México, EE UU, Canadá, Argentina, Australia, Paraguay, Estonia, Hungría…

La mayoría de las personas que recorren la ruta norte con ánimo de conseguir la «Compostela» lo hacen a pie, aunque también las bicicletas tienen muchos adeptos. Y muchos son reincidentes: «Acaba de marchar del albergue un peregrino de Santander que tiene 12 “compostelas”», cuenta Clero. Y, según su experiencia, la mayoría de los que cruzan las rutas de España en dirección a Galicia son buenos peregrinos: «Siempre hay algún caso negativo, pero son la minoría».

El albergue de peregrinos de Avilés afrontará este año obras de mejora, que realizará el Ayuntamiento. Por una parte, ya se adecuó la entrada a las instalaciones. Pero además está previsto que se cambie el acceso, que hasta ahora era por la avenida Cervantes, y se abra en Gutiérrez Herrero. Además, de las 60 plazas con que cuenta actualmente, se pretende llegar a las 100. La mejora se completará con una mano de pintura y un cambio de la ubicación de las oficinas. Las obras deberían comenzar pronto ya que, tal y como explica el encargado del albergue, en marzo se abre la temporada alta de peregrinaje.

Otra petición de Clero es colocar una placa en el lugar donde se fundó el primer hospital de Avilés, hacia el año 1500. «El canónigo don Pedro Solís fue quien lo fundó; era un hombre con mucho poder que está enterrado en Toledo», cuenta el hospitalero. Esta placa se colocaría en Rivero, cerca de la capilla del Cristo, que es donde estaba el albergue.

En cuanto a la señalización de la ruta, José María Clero afirma que el Principado la mejoró bastante, pero que todavía hacen falta más vieiras y flechas amarillas. «También tenemos que reivindicar el camino de Oviedo a Avilés, que no está reconocido como Camino de Santiago, aunque sí como del Salvador», concluye el hospitalero.

Fuente: lne.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba