El peregrino de la carretilla

Hay peregrinaciones y peregrinaciones. Como la de Miguel García, pocas o ninguna.

Ayer culminó en el Obradoiro su recorrido por el Camino de Santiago empujando una carretilla cargada con productos alaveses: chacolí, embutidos, paté, sal…, una amplia variedad de manjares y vinos de su tierra con los que ofrecía degustaciones para promocionarlos, o incluso hacía intercambios, como en la pulpería Ezequiel, de Melide, porque ¿cómo se iba a volver a Murguía sin probar un buen pulpo?

Miguel, «el tío de la carretilla», como se hace llamar, completó el Camino en cuatro partes: comenzó en el 2018 y terminó ayer, tras salir el día 1 desde Sarria.

Asegura que la acogida ha sido «fabulosa» y ya piensa en repetir.

Leído en La Voz de Galicia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba