El Gobierno lanza el Plan Turístico Xacobeo, con una intervención en el albergue de Zumaia

Albergue de peregrinos Convento de San José, Zumaya, Guipúzcoa - Camino del Norte :: Albergues del Camino de Santiago
Albergue de peregrinos Convento de San José, Zumaya

El Gobierno de España invertirá en la rehabilitación del albergue de peregrinos de San José, exconvento de las Carmelitas Descalzas, con una partida de 400.000 euros. Esta iniciativa se llevará a cabo dentro de un proyecto «global» para impulsar los Caminos de Santiago como producto cultural y patrimonial, con una inversión que supera, en total, los 121 millones de euros, que se financiará con los fondos europeos Next Generation. En concreto, este plan contempla intervenciones en patrimonio histórico del País Vasco por un importe total de 5,5 millones de euros en dieciséis municipios.

La portavoz del PSE-EE de Zumaia Arritxu Marañón ha calificado de «muy buena noticia» la inversión en el convento zumaiarra. En un comunicado, Marañón ha destacado que este antiguo Convento de las Carmelitas Descalzas, del siglo XVII, era el centro religioso carmelita más antiguo del País Vasco, y alojarse en él «es un lujo en el Camino de Santiago del Norte y parada obligatoria». Sin embargo, es un edificio «envejecido y que necesita urgentemente de una operación de conservación». Con este proyecto de rehabilitación de Patrimonio Histórico se va a poder llevar a cabo mediante una iniciativa que el Gobierno español impulsa mediante «un proyecto con recursos para invertir como nunca había invertido. Estamos ante un plan de choque turístico frente a la Covid-19, en un compromiso claro por el turismo local y de proximidad», expresa la socialista.

Por otra parte, la concejala del PSE-EE de Zumaia ha admitido que, «después de un año muy difícil» por la pandemia de la Covid-19, este Plan Nacional Turístico Xacobeo que incorpora medidas para conservar y hacer un mejor uso de los Caminos de Santiago, y para impulsar la actividad turística y económica, «es un gran proyecto de país, será una oportunidad para mejorar la oferta cultural, patrimonial y experiencial, y Zumaia se va a ver beneficiada».

A su juicio, los fondos europeos de Reconstrucción y Resiliencia, también llamados fondos europeos Next Generation, «nos van a permitir la recuperación del sector turístico sostenible y responsable, fomentando el respeto cultural y social, pero siendo competitivos». Marañón está convencida de que la reactivación de Zumaia como un punto de interés turístico puede suponer un «motor de arrastre y tener un efecto multiplicador» sobre otros sectores de la economía local.

Por último, ha explicado que «nuestro patrimonio histórico nos conecta con nuestros antepasados y, por lo tanto, es parte de nuestro ADN». De hecho, el Convento de las Carmelitas Descalzas, además de su importancia turística, tiene un valor cultural y social fundamental. Por lo tanto, está convencida de que «debemos cuidar y preservar para las generaciones futuras este edificio».

Leído en Diario Vasco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba