Más de 300 peregrinos pernoctan en el albergue de Portugalete

Las instalaciones de Zubi Alde permanecerá abiertas hasta el 30 de septiembre para acoger a los viajeros a su paso por la villa en el Camino de Santiago del Norte

El albergue público de Portugalete fue el primero que retomó su actividad en el País Vasco cuando las restricciones sanitarias por el Covid lo permitieron. Desde su apertura el pasado 4 de junio han sido 310 los peregrinos que han pernoctado en las instalaciones del polideportivo Zubi Alde a su paso por la villa en el Camino de Santiago Ruta de la Costa.

«Hicimos una apuesta importante. Se notaba que íbamos a recibir el verano con ganas de viajar y movernos con todas las precauciones y hemos empezado muy bien el mes de junio y lo que llevamos de julio», ha señalado el alcalde, Mikel Torres. «Tenemos un nivel de ocupación del albergue muy importante, aunque no se llegan a completar todas las camas cada día, pero es verdad que ahora la demanda comienza a crecer», ha añadido Torres y ha apuntado que, aunque a finales de septiembre habrán pasado por el albergue cerca de 1.200 peregrinos, las cifras seguirán lejos de los 2.500 que se registraron en 2019.

Este año las camas han pasado de 30 a 20 y a los usuarios se les entrega un pack con sábanas y una funda de almohada desechables. En las zonas comunes no se pueden juntar más de diez personas y se han retirado neveras, microondas y menaje «lo que beneficia también a nuestros bares y restaurantes», añadió el primer edil. El albergue, al que se accede por la calle Pedro Heredia, abre la recepción de 15.00 a 22.00 horas y todas las personas deben abandonar el lugar antes de las ocho de la mañana sin poder permanecer más de un día.

Sergi se ha acercado desde Barcelona a Bilbao y ayer decidió visitar Getxo y Portugalete. «No me imaginaba así el Puente Colgante, me he quedado bastante alucinado», ha dicho. Para cruzar de una margen a otra ha optado por el transbordador ya que subir a la pasarela «son nueve euros y se nos va de presupuesto». Por su parte, Roberto, se ha desplazado desde Madrid y ha subrayado que, al no saber que la mayoría de los albergues del País Vasco permanecen cerrados, «me ha salido el viaje carísimo». El turista se ha acercado a la villa para sellar su certificado de peregrino antes de poner rumbo a Cantabria.

Quienes también han apostado por descubrir los tesoros que esconde la villa jarrillera son Fernando Castañeda y Adriana Simón. La pareja salió de Lisboa hace una semana y han recorrido en coche parte de Castilla y León y Navarra. «Esta zona es muy verde y vemos ciertos parecidos con la vegetación del Miño, en cambio lugares como Valladolid son más áridos igual que la zona centro de Portugal».

Prueba de la gran afluencia de visitantes que este verano eligen Portugalete como destino son los datos que recoge la Oficina de Turismo. En junio un total de 520 personas se acercaron a pedir información. De estas el 30% provenían del País Vasco. «Un dato que no teníamos desde hace tiempo porque solía rondar el 20%», ha indicado el alcalde. Más del 50% llegaron del resto de comunidades autónomas, en especial desde Andalucía (55), Madrid (36), Cataluña (32) y Castilla y León (32). Los restantes viajaron a Portugalete desde Francia, Alemania e Italia. «Se ha notado un fuerte turismo de interior estos días. Julio y agosto son los meses más potentes por lo que estos datos continuarán creciendo», ha concluido el regidor socialista.

Leído en El Correo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *