Latidos del Camino: Moratinos, un paisaje zen

Moratinos, Palencia - Camino Francés (Etapa de Ledigos a Sahagún) :: Guía del Camino de Santiago
Moratinos, Palencia

Los norteamericanos Rebekah Scott y Patrick O`Gara se instalaron en la Tierra de Campos palentina: “No puedo imaginar algo tan importante como acoger peregrinos en un sitio sagrado”

La vida transcurre lentamente en las calles de Moratinos (Palencia). Los peregrinos se dejan ver en una pequeña localidad de la Tierra de Campos, en la que perviven tres albergues y donde el Camino de Santiago hace de núcleo y eje de esta pequeña población.

Allí, en una calle sin salida, donde la meta compostelana parece estar más cerca de lo que parece, los norteamericanos Rebekah Scott y Patrick O`Gara instalaron Peaceable Kingdom. “No puedo imaginar algo tan importante como acoger peregrinos en un sitio sagrado”, relata ella, para quien la ruta jacobea “es muy interesante”.

Todo empezó en un viaje de periodistas llegados de Estados Unidos. Ella se encontraba en aquel avión que pretendía mostrar a los americanos la magia del Camino de Santiago. El matrimonio se enamoró y años después, llegada su jubilación, se trasladaron a España, “pero no para estar en la playa, bebiendo todo el día, como los demás, sino para hacer algo importante, como es acoger peregrinos en el Camino”.

Se definen como dos “expatriados” que viven con una “colección en constante cambio de perros y gatos callejeros, así como canarios y gallinas”. Hasta cinco personas pueden dormir en este peculiar albergue, en el que a menudo comen y descansan junto a los propietarios. Principalmente esto ocurre en invierno “cuando no tienen otras opciones”, pues en Moratinos hay otros dos albergues.

Encantados con sus vecinos, resaltan que sus habitantes “son muy acogedores” porque este pueblo es “un sitio de paz”. “Me gusta este paisaje tan zen, tan plano, tan simple, no hay malos momentos”.

¿Y qué es el Camino de Santiago para Rebekah Scott? “Es algo único en el mundo. Un sitio creado por gente, pero con el don del Espíritu Santo. En poco tiempo, descubrir tu propio ser en el Camino y huir del ruido”. En resumen, sintetiza, es una “senda hasta la simplicidad, austera pero muy, muy rica”. “Eso es el Camino, nada más”.

Leído en El Español

Albergues de peregrinos en Moratinos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba