El albergue de peregrinos de Logroño inicia el Año Jacobeo cerrado al público

Varea justifica el retraso en la apertura de las instalaciones por la «situación» en la que las dejaron sus anteriores gestores

Cuando la festividad de Santiago Apóstol, 25 de julio, cae en domingo ese año se denomina Año Santo Jacobeo. Una coincidencia que se produce en unas catorce ocasiones durante un siglo. Y este año así ha sido. Por este motivo se espera una afluencia de miles de peregrinos que buscan en Santiago de Compostela la bula jubilar. Paradójicamente, los caminantes que lleguen a Logroño en dirección a la capital gallega se encontrarán con el albergue donde encontrar descanso cerrado al público.

Una circunstancia que ayer mismo denunciaba el grupo municipal ‘popular’ de Logroño. Para el PP, el alcalde de la capital, Tomás Santos, «no ha sido capaz de solucionar un problema por él creado al quitar la gestión a la Asociación de Amigos del Camino», apuntaban en una nota de prensa. Una decisión que tomó «unilateralmente el Ayuntamiento».

En el mismo comunicado, los ‘populares’ lamentan las pérdidas económicas que provocará el cierre del albergue de peregrinos, así «como la pésima imagen que se ofrecerá de la ciudad».
Horas antes, el concejal de Promoción de la Ciudad, Ángel Varea, reconocía en rueda de prensa el retraso en la apertura del albergue que gestionará Logroño Turismo y que justificaba por la «situación» en que se han dejado las instalaciones, a cargo de la Asociación Amigos del Camino durante los últimos 16 años. Por tanto, continuó, «habrá que tomar decisiones y ver la parte de responsabilidad de la junta directiva de la asociación».

Más de 15 días de retraso

La fecha de reapertura del albergue municipal estaba prevista para comienzos de enero, pero según Varea «se retrasará más de 15 días». Según el concejal, «falta alguna cama y la calefacción presenta algunos problemas», aunque, como continuó «hay que verificarlo personalmente para actuar».

El pasado mes de agosto el Ayuntamiento ya cuestionó la gestión del albergue de peregrinos por parte de la Asociación Amigos del Camino. Entonces, las instalaciones permanecieron cerradas durante dos días con el fin de erradicar una plaga de chinches procedente, al parecer, de Estella.

El 26 de agosto, el portavoz municipal, Vicente Urquía, comentó que el equipo de Gobierno trabajaba para buscar una fórmula que mejorase la gestión del albergue, de la que finalmente, tal como se anunció en la sesión de Pleno el pasado mes de noviembre, se encargará la Fundación Logroño Turismo.

Fuente: larioja.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba