La demanda del albergue de peregrinos de Pola de Siero se dispara en agosto

Un peregrino transitando por una calle polesa en dirección al albergue.
Un peregrino transitando por una calle de Pola de Siero en dirección al albergue.

De los 131 alojados de 2020, un 10% con respecto a las visitas del año anterior, hubo sesenta extranjeros de dieciocho países

El albergue de peregrinos de Pola de Siero va recuperando su actividad de forma progresiva. En la primera quincena de agosto se registraron 55 pernoctas, casi tantas como todo el mes de julio, que fueron 58. Y antes del estado de alarma, se llevaban dieciocho huéspedes.

De los 131 peregrinos de 2020, sesenta fueron extranjeros procedentes de dieciocho países de cuatro continentes, con predominio de franceses y alemanes. Y los 71 españoles venían de veinte provincias, con Madrid, Barcelona y Valencia a la cabeza.

Las cifras del presente año alcanzan tan solo el 10% de las contabilizadas en 2019, que fue el mejor año desde su apertura en 2011. A fecha 15 de agosto de 2019, habían pernoctado 1.315 personas en el albergue poleso. Como curiosidad, el pasado miércoles 12 de agosto durmieron quince personas, tres más que el mismo día del año anterior.

El presidente de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Siero, Noreña y Sariego, Manuel Jesús Samartino, afirma que este año «no se buscan cifras de ocupación», sino poder ofrecer alojamiento a los peregrinos en su travesía desde Villaviciosa a Oviedo, ya que, de lo contrario, probablemente renunciarían a realizar ese tramo a pie.

Leído en El Comercio

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba