La Fraternidad Internacional del Camino de Santiago espera abrir este verano el nuevo albergue de Canfranc Pueblo

La antigua casa del cura será la sede del nuevo albergue
La antigua casa del cura será la sede del nuevo albergue

La Fraternidad Internacional del Camino de Santiago (FICS) espera abrir el próximo verano el nuevo albergue para peregrinos, que estará ubicado en la antigua casa del cura de Canfranc Pueblo, frente a la iglesia, y que está rehabilitando el Ayuntamiento.

El presidente de la entidad, Juan Carlos Pérez Cabezas, ha informado que el nuevo albergue contará con 16 plazas, aunque la FICS aplicará el protocolo contra la COVID-19 aprobado por la Asociación de Municipios del Camino de Santiago, por lo que inicialmente habrá disponibles algunas menos.

Las instalaciones se abrirán con dos hospitalarios voluntarios españoles o de otros países que trabajarán en turnos de 15 días y ofrecerán, a cambio de un donativo voluntario, los servicios básicos, como pernocta de un solo día —en general— y una cocina a disposición de los peregrinos, y también les informarán sobre el Camino Aragonés. El albergue estará abierto durante las épocas de mayor afluencia de caminantes, aunque más a largo plazo podría acogerlos a lo largo de todo el año.

«Estamos pendientes de que se entreguen las obras», ha explicado Pérez Cabezas, quien ha recalcado que la Fraternidad ofrecerá a los peregrinos «la acogida tradicional jacobea, una de las esencias del Camino de Santiago». También sellarán las credenciales con las que los caminantes podrán acreditar en Santiago de Compostela que han realizado el Camino.

Ha recalcado que podrán utilizar el albergue peregrinos con poco poder adquisitivo, haciendo notar que «desde Canfranc quedan más de 800 kilómetros y si todo el mundo va a hoteles el gasto es muy importante». Ha comentado que «los jóvenes quieren caminar 20 o 30 días» y hay peregrinos que proceden de países donde «los sueldos no son muy altos».

Pérez Cabezas ha puntualizado que este albergue no estará «nunca en confrontación con la iniciativa privada» y que este tipo de instalaciones era el predominante cuando comenzó el auge de la peregrinación, a finales de los años 80 del siglo XX.

Asimismo, ha indicado que para llegar a Canfranc es necesario subir y bajar el paso de Somport, siendo más suave la siguiente etapa, hasta la ciudad de Jaca por Villanúa y Castiello de Jaca, lo que permite «disfrutar del paisaje» pirenaico en un recorrido que está «relativamente bien» aunque «hay que ir mejorándolo», sobre todo la señalización. Ha recordado que el tramo aragonés forma parte del Camino Francés y se une al que parte de Roncesvalles en Puente La Reina (Navarra).

El presidente de la Fraternidad ha observado que la estación ferroviaria de Canfranc está cuatro kilómetros antes de llegar a este albergue, en Canfranc Estación, y «va a ser un foco importantísimo» de atracción de peregrinos. En la estación habrá un centro de información para los caminantes.

La Fraternidad Internacional del Camino de Santiago cuenta con otro albergue en Grado (Asturias), situado en el Camino Primitivo, cerca de Oviedo, y también han estado en el de Castrojeriz (Burgos). «Ya tenemos la experiencia», ha dicho, apuntando que algunos miembros de la Fraternidad están vinculados al Camino desde hace 30 años.

La entidad nació en 2014 y está compuesta en su mayoría por «gente con una experiencia dilatadísima en todas las facetas del Camino», ha continuado Pérez Cabezas. Forman parte de la misma socios de más de 20 países y en la junta directiva hay una representación de Canadá, Estados Unidos, Brasil y España.

Leído en EP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba