Más de 20.000 peregrinos pernoctaron en el albergue de Santo Domingo en el 2009

La Cofradía del Santo bate su récord histórico de caminantes alojados, algo que fue posible gracias al nuevo edificio inaugurado en marzo

Más de 20.000 peregrinos pernoctaron el pasado año en el albergue de la Cofradía del Santo, cifra que supone un nuevo récord histórico de acogida de las instalaciones jacobeas y que supera en 6.000 a los caminantes atendidos en el año anterior, el 2008.

La causa de este aumento hay que buscarla, sobre todo, en el nuevo albergue inaugurado en el mes de marzo -ampliación del ya existente-, que incrementó la capacidad de acogida del anterior en 160 camas más, con lo que la oferta de éstas supera las 200.

Aparte, seguramente, la celebración del IX Centenario de la muerte de Santo Domingo de la Calzada y el Año Jubilar concedido por la Santa Sede -vigentes ambos hasta el 12 de mayo del 2010-, habría animado a no pocos caminantes a prolongar su estancia en la localidad para participar de las actividades conmemorativas organizadas.

De hecho, casual o no, fue el mes de mayo -fecha de partida de ambos eventos-, el de mayor aumento de peregrinos con respecto al año anterior (4.059 en el 2009, frente a los 2.132 del 2008). En el resto de meses, el número de pernoctaciones anotadas en el albergue de la Cofradía fue el siguiente: enero, 118; febrero, 129; marzo, 553; abril, 2.122; junio, 2.232; julio, 2.846; agosto, 3.357; septiembre, 2.656; octubre, 1.493; noviembre, 327; diciembre, 125. Muchos días, sobre todo en el mes de agosto, el albergue de peregrinos se llenó por completo.

Siempre abierto

Desde noviembre, la Cofradía del Santo, debido al escaso número de peregrinos que se aventuran en el Camino de Santiago en estas fechas -hay días en los que no pasa ninguno-, los aloja en el viejo albergue para rentabilizar el espacio y economizar costes. Vengan o no, las instalaciones permanecen siempre abiertas, como asegura el cofrade Julio Rodrigo Cañas. «Este albergue nunca está cerrado», afirma. «Si es la hora de comer, por ejemplo, y no hay más que un cofrade atendiéndolo, se coloca un cartel en la puerta con su número de teléfono de contacto». Nadie se queda en la calle.

Como curiosidad, cabe reseñar que el día 22 de diciembre pasó por el albergue una peregrina polaca que realizaba la ruta jacobea con un niño de dos años. El 25 de diciembre, Navidad, hubo un peregrino alojado.

Fuente: larioja.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba