Trece nuevos hospedajes de peregrinos en solo dos años

La crisis no ha podido con los establecimientos hosteleros a pie del Camino de Santiago, especialmente de la Ruta Francesa, la más recorrida de todas. Así lo demuestran las cifras de los Ayuntamientos de O Pino y Arzúa que suman un total de 13 establecimientos abiertos en los dos últimos años, entre albergues turísticos, pensiones e incluso hoteles con encanto. Cuatro más están todavía pendientes de conseguir las pertinentes licencias para abrir sus puertas.

Peregrinos recorriendo la Ruta Jacobea más transitada a su paso por el lugar de A Rúa, en el Ayuntamiento de O Pino
Peregrinos recorriendo la Ruta Jacobea más transitada a su paso por el lugar de A Rúa, en el Ayuntamiento de O Pino

De este modo, se refuerza la capacidad de los hospedajes dependientes de la Junta para dar cabida, sobre todo en las fechas estivales, a la cantidad de visitantes que recorren la Ruta Jacobea más transitada. No en vano, y según los datos registrados en los dos anteriores Concejos, en Arzúa actualmente cuentan con ocho establecimientos, abriendo sus puertas en este mismo año dos de ellos. Los seis restantes se adelantaron al inicio del Año Santo comenzando su actividad ya en 2009.

En el caso del Concejo de O Pino, el hospedaje se ha visto reforzado con la inauguración de dos hoteles (uno en Amenal, justo pegado al Camino) y otro en Arca, capital municipal. A mayores, también se ha concedido licencia de apertura para un total de tres pensiones en los dos últimos años. La lista de hospedajes destinados especialmente a los peregrinos se completará este año con la previsible apertura de cuatro nuevos establecimientos todavía pendientes de licencias definitivas, según los datos del propio Ayuntamiento.

Directamente ligada a la ampliación de esta oferta hotelera se encuentra el aumento de bares y restaurantes. En el caso concreto de Arca, ya están a punto de abrir dos más, que se suman a otros tantos que ya se pusieron en marcha el pasado año. Hasta incluso abrirá también un establecimiento de copas.

De los tres municipios que conforman la antesala a Compostela por el Camino Francés, Melide es el único que no ha experimentado cambio alguno en su registro de establecimientos hoteleros dirigidos a los peregrinos. Según informan fuentes municipales, en los últimos dos años no se han registrado solicitudes de apertura de albergues para caminantes o de tipo parecido.

Por otra parte, cabe destacar que, también en respuesta a esta demanda, el Concejo de O Pino, en colaboración con la Asociación de Hostelería de Santiago y comarca, abrió recientemente las puertas de su primera oficina de información turística, ubicada en el lugar de A Rúa, a pie del Camino Francés.

Este centro de atención a visitantes y caminantes pretende convertirse en un lugar de referencia para todos los caminantes. Además, la previsión de futuro es que también el inmueble restaurado pueda albergar exposiciones temáticas.

Fuente: elcorreogallego.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba