De convento, a albergue y cafetería

EL convento San José de Zumaya, la joya de 400 años que hasta hace dos años cuidaban las monjas carmelitas, se convertirá en un albergue con jardín público, restaurante-cafetería y una sala polivalente. El equipo de gobierno (EA y Grupo Mixto, antigua ANV) propone esas cuatro actividades para el edificio de 3.000 metros cuadrados que quedó en propiedad municipal.

El Ayuntamiento abrió el año pasado un plazo para que los vecinos presentaran sus propuestas para el convento y se recogieron las siguientes ideas: albergue público, museo, un centro para acoger a mujeres víctimas de acoso, un bar, una huerta ecológica y un lugar para abordar temas existenciales. Ahora, tras analizar las propuestas, tal y como explican el alcalde Iñaki Agirrezabalaga (EA) y el edil de Urbanismo, Andoni Etxaniz (grupo mixto), este año se redactará el proyecto para el edificio y seguidamente se realizará un plan de viabilidad. “Hemos analizado las propuestas de los vecinos y, al observar que tenían elementos en común, hemos intentando unirlas con otros objetivos que contemplaba el propio Ayuntamiento”, explican.

De este modo, por un lado, el convento se convertirá en un albergue que estará en funcionamiento durante todo el año. “Será un albergue abierto a las familias, jóvenes, estudiantes o también para dar alojamiento a las personas que acudan a la localidad por algún evento cultural programado”, señala Agirrezabalaga. Asimismo, la capilla del edificio será reformada para que se puedan ofrecer conciertos u otro tipo de espectáculos de formato pequeño. De la misma manera, el convento albergará un restaurante-cafetería, “con la intención de revitalizar el Casco Antiguo”. La joya también ofrecerá la posibilidad de visitar un jardín público abierto a los ciudadanos. “Una de las propuestas de los vecinos era convertir el jardín del convento en una huerta, pero su tamaño y distribución no son adecuados para ello y finalmente hemos decidido crear un jardín público”, detallan.

Alojar a peregrinos en verano

El alcalde advierte de que el proyecto no se realizará “de un día para otro”: “Necesitaremos tiempo para hacerlo. Este año se redactará y se preparará el plan de viabilidad. Después deberemos buscar la manera de financiarlo y seguramente decidiremos llevarlo a cabo en diversos fases”. Así, se espera que para finales de este mes se redacte el proyecto a través de una modificación de crédito, puesto que los presupuestos para este año no consiguieron el apoyo suficiente del resto de grupos de la Corporación y se tuvieron que prolongar los del ejercicio anterior.

Mientras tanto, y tal y como se ha llevado haciendo en los dos últimos veranos, en la próxima temporada estival el convento se abrirá para alojar a los peregrinos que estén haciendo el Camino de Santiago. Aunque el edificio no puede albergar a muchas personas, el alcalde indica que se seguirá ofreciendo el servicio y recuerda que este año además, se celebra el Año Jacobeo.

Fuente: noticiasdegipuzkoa.com

1 comentario en “De convento, a albergue y cafetería”

  1. Pingback: Tweets that mention De convento, a albergue y cafetería | Albergues del Camino de Santiago -- Topsy.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba