Un nuevo albergue de peregrinos en Estella

Un nuevo albergue de peregrinos se suma a la oferta de Estella

Iglesia de San Pedro de la Rúa, Estella, Navarra
San Pedro de la Rúa, Estella

La red del Camino de Santiago en Estella incorporará un nuevo albergue, el quinto alojamiento pensado en el peregrino dentro de una oferta que no para de crecer en la localidad, esta vez con el barrio de San Miguel como escenario.

Promotores locales, los hermanos Suberviola Pagola, han iniciado los trámites y presentado el proyecto en el Ayuntamiento para abrirlo en un edificio de nueva planta planteado en el Callizo de los Pelaires, en el número 3 de este pequeño paso que se abre desde la calle Ruiz de Alda.

En ese entorno, junto a la biblioteca pública, se pondrá en marcha un establecimiento de 20 plazas orientado principalmente hacia la ruta jacobea pero abierto a otro tipo de pernoctaciones al margen de las que proporciona el Camino.

El negocio se suma a la de otros cuatro albergues -el municipal de la calle la Rúa, el diocesano de San Miguel, el estacional de Anfas y el más reciente en el antiguo convento de los capuchinos- además de al juvenil del antiguo instituto Oncineda, que da cobertura también al peregrino entre sus muchos servicios. En total, con este incluido, un futuro con seis opciones donde elegir.

Abierto a todos

La intención de los emprendedores -una familia de Estella vinculada a la construcción que gira ahora hacia este nuevo sector- es tener listo el alojamiento para la primavera del 2016. Necesita ese año por delante puesto que parte de cero y deberá primero construir un nuevo edificio de planta baja más tres alturas en lo que ahora es una parcela sin edificar en el Callizo.

Pese a que la oferta se ha disparado en algo más de una década -con la apertura del parroquial, del de Anfas en verano y hace solo unos meses del de Rocamador- piensan que ese paso de más de 30.000 peregrinos al año por la localidad y su constante aumento les proporciona un espacio para abrirse un hueco. “Lo orientamos sobre todo al Camino, pero sin cerrarnos a otro tipo de usuarios. Lo que queremos es dar calidad con precios similares a los de un albergue y nuevas opciones en este tipo de alojamientos como, por ejemplo, la reserva previa”, explican los promotores del proyecto.

Destacan, por otro lado, que se trata del primero de promoción y gestión privada en incorporarse a este conjunto de establecimientos ya existentes en el municipio. “Entendemos que hay competencia, pero también que el número de peregrinos va a más cada año”, indican. Esta iniciativa familiar estará al frente de todo el proceso, desde la construcción en esa parcela de su propiedad hasta el momento de hacerse cargo de la atención al peregrino. “La idea es priorizar la comodidad y que los usuarios tengan una estancia agradable”, exponen en el proyecto.

Leído en Diario de Navarra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba