Un nuevo albergue para Burgos

Hostel Burgos prevé abrir sus puertas antes de finales de junio

El albergue juvenil se ubicará en el edificio sobre la estación de autobuses de la calle Miranda. – (I. Murillo)

En apenas dos meses, el albergue de juventud que se ubicará en la calle Miranda podría abrir sus puertas y empezar a funcionar a pleno rendimiento antes de las fiestas de San Pedro y San Pablo. Al menos ese el deseo del Ángel Alfageme, adjudicatario del proyecto y quien desde hace once años regenta el albergue situado en la localidad de Arija.

Aunque por el camino se está encontrando alguna que otra piedra, la ilusión del empresario es «iniciar la actividad de lleno durante el verano». Desde que conociera que el Ayuntamiento había escogido su proyecto, Alfageme ha dado numerosos pasos de cara a presentar un local que «quiere dinamizar la ciudad y ofrecer un servicio que hasta ahora no existía» y del que asegura «contará en su segundo o tercer año con 25.000 pernoctaciones».

De este modo el empresario y su equipo plantean el albergue de juventud «como un hostel al estilo europeo» y es de ahí de donde tomará su nombre y es que el espacio se denominará «Hostel Burgos».

Está convencido de que la calle Miranda «es la mejor ubicación posible para un albergue de estas características» y recalca que «los albergues son una forma más de hacer turismo, entran dentro de la familia turística».

Las características del nuevo albergue

Si algo quiere Alfageme es que Hostel Burgos se convierta en un lugar «cercano al turista, con un ambiente distendido y en el que se potenciará que la gente conviva».

El día a día del albergue recaerá en el equipo de monitores de tiempo libre con el que cuenta Alfageme lo que hará, no sólo de la recepción, sino de todo el inmueble «un lugar amable y cercano».

Entre las instalaciones, el adjudicatario explica que el comedor «será un espacio abierto que será usado como tal en los momentos de las comidas» y es que, el resto del tiempo «será una sala multiusos con un flujo continuo de gente».

En lo que se refiere al comedor como tal, Alfageme explica que «prestará servicio no sólo a los usuarios del albergue sino que se abrirá a todo el que lo desee» ya que «solicitaremos la licencia de restaurante». Con esta acción pretende además «ser un punto de referencia para los peregrinos del Camino de Santiago» porque «en los albergues de peregrinos no se les ofrece la posibilidad de comer», explica.

Por otra parte, junto a la sala multiusos que hará las veces de comedor, se ubicará «una sala chill out, a la que se le dará un ambiente relajante donde estar tranquilo y en la que cada usuario genere sus propias islas de convivencia».

En cuanto a las habitaciones, Hostel Burgos «no contará con habitaciones con camas individuales» ya que «sólo habrá literas». De este modo, el albergue contará, por una parte, «con 14 habitaciones con baño y 3 habitaciones para 14 plazas» y, por otra, «con una batería de plazas en la planta intermedia, pensada para grupos que llegan en autocar» pero también «para el transeúnte al que no le importa compartir habitación y que ahorra dinero, como puede ser el caso de los mochileros que se dedican a viajar por el mundo». Esta zona, por tanto, contará con «54 plazas distribuidas en cinco habitaciones de ocho plazas, dos de seis plazas y una de dos». Esta última, «pensada para que se alojen los responsables de los grupos».

Otra de las ventajas con las que contará el hostel es que «al situarse encima de la estación de autobuses, el cliente llegará directamente desde el andén al albergue sin necesidad de salir a la calle».

Como empresario de turismo activo, Alfageme ya está barajando la posibilidad de ofrecer en el albergue distintos paquetes de actividades para realizar en la propia ciudad, «estamos observando qué es lo que hay en Burgos y qué es lo que hace falta y ya hemos mantenido conversaciones con diferentes agentes para poder lanzar ofertas de actividades». Aunque por el momento «la premura es lograr abrir antes de las fiestas», pone como ejemplo «hacer rutas en bicicleta por la propia ciudad preparadas y guiadas por un monitor de turismo activo».

La cultura también será santo y seña de Hostel Burgos, «queremos que se promuevan todo tipo de actividades culturales y estamos barajando lanzar ofertas conjuntas con agentes culturales de al ciudad».

Leído en El Correo de Burgos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba