Galicia apuesta por el Camino de Invierno con albergues históricos

Pazo de Diomondi, en el municipio lucense de O Saviñao
Pazo de Diomondi, en el municipio lucense de O Saviñao

La Junta de Galicia licita el primero del recorrido con la rehabilitación del Pazo Bispal de Diomondi

Galicia se ha dado cuenta definitivamente del potencial del Camino de Invierno, que parte de Ponferrada, pasa cerca de Cornatel y Las Médulas y tiene como gran atractivo en la comunidad gallega la Ribera Sacra, candidata a ser Patrimonio de la Humanidad el año que viene.

La Xunta licitó la semana pasada el primer albergue público de este Camino de Invierno con la rehabilitación del Pazo Bispal de Diomondi. El Gobierno gallego destinará más de un millón de euros para obras interiores y de eficiencia energética.

Aunque en la parte berciana del recorrido se está actuando en el Castillo de Cornatel y ya hay un pequeño albergue en Villavieja, aún no existe en mismo grado de concienciación para su promoción, con dos parajes Patrimonio de la Humanidad en su recorrido si es que la Unesco acepta el año que viene la candidatura de la Ribera Sacra.

El delegado territorial de la Junta de Galicia en Lugo, José Manuel Balseiro, subrayó el pasado vienes que la medida se enmarca en el Plan de Albergues, que está impulsando la creación de nuevos albergues públicos en edificios de valor histórico patrimonial del Camino de Santiago en sus diferentes recorridos por Galicia.

El acuerdo se trasladó en una reunión de Balseiro con el arquitecto redactor del proyecto, Justo Portela; el alcalde de O Saviñao, Juan Carlos Armesto; y la presidenta de la Asociación de Amigos del Camino de Invierno, Aída Menéndez.

Concretamente, las actuaciones incluyen la apertura de nuevos huecos para la iluminación natural, la reparación de grietas en los muros, la reconstrucción de muros exteriores y la conservación de las envolventes y edificaciones anexas. Además, se renovará la estructura, los pavimentos de madera, los forjados, las mamposterías y las carpinterías.

Al finalizar este proceso el Pazo Bispal de Diomondi quedará distribuido en dos plantas con cuatro dormitorios. Dos estarán en la planta baja, donde también se habilitará una zona de recepción y de atención al peregrino, un salón de usos múltiples y aseos. Los dos restantes estarán en la planta alta junto con una zona de aseos, una cocina, un cuarto de limpieza y una sala de ocio.

En total, este nuevo albergue ofrecerá un máximo de 33 plazas, una reservada para peregrinos con movilidad reducida. El proyecto también incluye el acondicionamiento de una edificación auxiliar, donde se proyecta una zona de servicio compuesta por el lavadero, tendedero y un cuarto para bicicletas y una zona para alojar las instalaciones de los suministros del complejo.

El proyecto se enmarca en el Plan de Albergues de la Junta de Galicia que apuesta por la rehabilitación de edificios de valor histórico y patrimonial, como el Pazo de Diomondi, y por la puesta en valor de las diferentes rutas de peregrinación. Se trata de una hoja de ruta que tiene como objetivo la mejora de los establecimientos de acogida al peregrino diversificando los flujos de peregrinos y ofreciendo un servicios de calidad en todos itinerarios.

«La apuesta por la rehabilitación de edificios con valor histórico patrimonial encaja con los valores de sostenibilidad del Camino de Santiago, un fenómeno vinculado a la naturaleza en el que los peregrinos interactúan con el territorio, la población, la cultura y el patrimonio de una manera respetuosa y minimizando el impacto con el medio natural», señalaron fuentes de la Junta. Además estas actuaciones, que tienen en cuenta la accesibilidad, refuerzan el potencial integrador de la Ruta Jacobea, dice la Junta.

Leído en Diario de León

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba