Vuelve «el rostro amable» a la Oficina del Peregrino de Santiago

La Acogida Cristiana en los Caminos retoma el programa de voluntariado en un momento en el que la cifra de peregrinos se ha disparado

Tras más de un año sin su presencia, este martes han vuelto los voluntarios a la Oficina del Peregrino. Lo han hecho después de que se haya reanudado el programa de voluntariado, dependiente de la Fundación Acogida Cristiana en los Caminos de Santiago (ACC), que estaba recogiendo solicitudes de los candidatos desde el pasado 1 de junio.

Los voluntarios llegan además en un momento clave, con las cifras de llegada de peregrinos multiplicándose cada día. En abril de 2021, por ejemplo, llegaron 956 personas procedentes de Europa y tan solo un mes después, en mayo, esa cifra se disparó hasta los 4.119 peregrinos.

«Su labor es fundamental en muchos aspectos, pero, sobre todo, porque ellos son los que le ponen el rostro amable al Centro Internacional de Acogida de Peregrinos [en él se concentran todos los servicios de atención a los peregrinos, como la Oficina del Peregrino] y la calidez a esa acogida», afirma Santiago Reyes, uno de los coordinadores de los voluntarios.

Por ejemplo, «cuando llega un peregrino, entre otras cosas, los voluntarios le reciben, le orientan y quizá incluso se tomen un café para compartir la experiencia del Camino», añade Reyes. Para ello, los voluntarios se encuentran divididos por lenguas y así pueden facilitar la acogida al peregrino en su idioma de origen.

Pero el Centro Internacional y la Oficina del Peregrino no son los únicos lugares donde han comenzado a llegar los voluntarios. «También solemos enviar algunos a los distintos albergues pertenecientes a la ACC que puedan necesitar ayuda ante el volumen de caminantes». Este es el caso del albergue de Betanzos, situado en el Camino Inglés, que pertenece a la parroquia y «que nos han pedido ya voluntarios para la acogida».

Reyes cree que en las próximas semanas serán todavía más los voluntarios que vayan a otros albergues, porque «prevemos un aumento grande de peregrinos en las próximas semanas», concluye.

Leído en Alfa y Omega

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba