572 peregrinos en cinco años de vida en el albergue de Miranda

Por el momento el albergue continuará cerrado a la espera de mejores cifras
Por el momento el albergue continuará cerrado a la espera de mejores cifras

La situación epidemiológica provoca que finalmente el albergue no se reabriese con motivo de la festividad de Santiago

Escasa acogida a la ruta organizada por la Asociación de Amigos del Camino de Santiago en la jornada de ayer. Un pequeño grupo celebraba la festividad de Santiago Apóstol realizando una ruta dentro del camino por Lacorzanilla. Durante el recorrido recogían flores silvestres y diferentes hierbas que posteriormente eran ofrecidas a su patrón en la misa que tenía lugar en la iglesia de San Nicolás. «Ha sido el año con menor participación y con diferencia. Está claro que la Covid hace que la gente sea reticente», reconocía el presidente del colectivo José Ignacio Gutiérrez a la vez que matizaba que aunque estaba previsto que el albergue pudiera abrir las puestas con motivo de la festividad finalmente continuará cerrado ante los malos datos epidemiológicos. «Esperamos que la situación mejore y que podamos abrir cuanto antes».

El albergue de peregrinos Andrés Terrazas abría sus puertas en 2017 y la llegada de peregrinos ha ido en aumento progresivo pero la pandemia provocó un parón que aún continúa. Según las cifras facilitadas por la asociación, el número de peregrinos totales que han disfrutado de las acogedoras instalaciones a lo largo de todo este tiempo asciende a un total de 572 peregrinos. En el año 2017 pasaban por sus instalaciones 108, 212 en 2018, 240 en 2019 y tan sólo 12 personas en 2020 porque el albergue cerraba sus puertas en marzo a cal y canto debido a la irrupción de la pandemia.

Las estadísticas también reflejan que los meses con mayor afluencia suelen ser mayo, agosto y también septiembre y en cuanto a procedencias los franceses son los que más se animan a realizar el Camino Vía de Bayona seguidos por los catalanes, los vascos y los alemanes. En cuanto a edad, la franja de edad supera los sesenta años seguida a escasa distancia por los que tienen entre 40 y 60 años. «Cada vez se animan más mujeres aunque lo cierto es que el peregrino suele ser mayoritariamente del género masculino», matiza Gutiérrez.

En el trazado del Camino Francés confluyen muchos itinerarios entre los que se encuentra la Vía de Bayona, que atraviesa Miranda. Esta ruta jacobea viene desde Francia y entra en España por Irún. Continúa por Andoain, Tolosa, Beasain, Zalduendo de Álava, Vitoria, La Puebla de Arganzón, Estavillo, Armiñón, Lacorzana, Miranda, Pancorbo, Briviesca, Monasterio de Rodilla y Burgos, donde se une al citado Camino Francés hacia Santiago de Compostela.

Mil y una anécdotas han ocurrido a lo largo de estos años aunque José Ignacio echa la vista atrás y con especial cariño y recuerda el gesto de una peregrina francesa. «Era ya mayor y antes de marcharse le comentó al hospitalero que iba a darle una sorpresa al día siguiente. El acto se tradujo en una pintura realmente bonita justo a la entrada de la sala. Ella debía ser pintora nos enteramos justo después», recuerda.

Otra anécdota, en este caso para nada positiva, tiene que ver con la preparación del albergue para la pandemia. «Se lavaron y desinfectaron todas las mantas además se metieron en bolsas de plástico para que estuvieran protegidas y nos encontramos con que un peregrino se había llevado media manta y había cortado una por la mitad a lo largo con un cuchillo por el tipo de cortes, no sabemos para qué evidentemente. Si se lleva una manta entera igual ni nos enteramos y para él hubiese sido de una mayor utilidad».

Los integrantes de la Asociación del Camino de Santiago esperan poder reabrir el albergue y que la vida regrese a este pequeño refugio del peregrino.

Campaña Junta

Por otra parte, la Junta de Castilla y León junto a Ecoembes comunicaban la renovación de la campaña ‘Camino del Reciclaje’ iniciada en el año 2015 para seguir concienciando a quienes recorren la Ruta Jacobea y evitar el abandono de residuos en este entorno natural. Castilla y León participa en esta iniciativa junto con otras comunidades como Galicia, La Rioja, Asturias y Navarra, que se une por primera vez a la iniciativa. Además, en este 2021 la campaña se ha extendido también a los hospedajes del Camino Primitivo en Asturias y Galicia sumando así un total de 359 ecoalbergues en cinco Caminos (Francés, Inglés, Portugués, Norte y Primitivo).

Por el momento, se ha logrado ya la implicación de 77 ecoalbergues que forman parte de los casi 400 albergues que participan en este proyecto medioambiental. A todos los ecoalbergues se les hace entrega de un kit que se compone, entre otras cosas, de carteles didácticos, un sello identificativo para el albergue como colaborador de la campaña (Ecoalbergue), Compostelas del Ecoperegrino y bolsas reutilizables fabricadas con PET reciclado para entregar a los peregrinos.

Leído en El Correo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *