A Pobra do Brollón pone en marcha un plan B para el albergue municipal

El plan B del Ayuntamiento es habilitar el albergue en el edificio del colegio
El plan B del Ayuntamiento es habilitar el albergue en el edificio del colegio

El Ayuntamiento quiere poner a funcionar el servicio a mediados de este año y habilitar para ello el segundo piso, que está en desuso, del edificio del colegio de educación infantil y primaria

El Ayuntamiento de A Pobra do Brollón ha decidido poner en marcha un plan B para habilitar un albergue municipal. El alcalde, José Luis Maceda, señaló que quiere poner en funcionamiento el servicio a mediados de este año y para ello se habilitará el segundo piso del edificio donde se encuentra el colegio de educación infantil y primaria.

Actualmente, esta planta del inmueble, situado en la Avenida de Outeiro, está en desuso. La idea es que en el futuro sirva como espacio para el alojamiento de peregrinos, que compartirían edificio con los escolares, que acuden a clase en la planta baja, y los alumnos de la escuela de música, cuya actividad se desarrolla en el primer piso.

“Es necesario acondicionar el servicio, climatizarlo y preparar bien el piso, carrocerías y ventanas.”, explicó el regidor, quien subrayó que el plan es una iniciativa municipal que permitirá “saír do paso”, pues el proyecto inicial para el albergue está paralizado por la Xunta tras detectarse una serie de posibles irregularidades en la gestión de expedientes por parte de un exalto cargo de la Axencia Galega de Desenvolvemento Rural (Agader).

Maceda aclaró que la puesta en marcha del servicio en esta nueva ubicación supondrá un coste de 120.000 euros. Un convenio con la Diputación de Lugo permitirá la financiación.

Pendiente

El alcalde brollonés concretó que este plan B se ha activado ante la previsión de que se alargue mucho en el tiempo el proceso judicial abierto contra la tramitación de los expedientes que permitiría al Ayuntamiento acceder a la subvención para habilitar el albergue. La ayuda es de unos 100.000 euros.

El plan inicial preveía la apertura del alojamiento a finales de 2021, lo que finalmente no se ha producido. El servicio iba a ubicarse en una casa adquirida por el gobierno local en la Praza da Condesa, una situación que el propio Maceda considera más apropiada para el establecimiento, pues se encuentra en pleno centro de la capitalidad municipal y a escasos metros del Camino de Invierno.

Leído en El Progreso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba