Discrepancias por la señalización del Camino en Galicia

Las señales del Camino enfrentan a dos departamentos de la Junta de Galicia


(Ver gráfico completo)

Turismo quiere que todos los indicadores de las rutas jacobeas incluyan a partir de ahora la marca Galicia y Patrimonio ve la idea «no apropiada»

Es, a propósito del Camino de Santiago, la Xunta contra la Xunta. El plan para dotar a las rutas jacobeas de una nueva, moderna y homogénea señalización ha provocado un choque de pareceres entre dos departamentos de la Administración Feijoo.

Por un lado, el que ha elaborado el proyecto, la Agencia de Turismo, la cual depende orgánicamente del jefe del Ejecutivo, y, por el otro, la Dirección General de Patrimonio, adscrita a la Consejería de Cultura. Mientras la primera quiere incluir el distintivo Galicia en todos los indicadores que hay en las sendas de peregrinación de la comunidad (más de 6.000 en 1.320 kilómetros), la segunda considera «inapropiada» esa idea e insta a abrir negociaciones sobre este asunto con otras autonomías.

La polémica trasciende ahora y aún no ha sido resuelta, pero su origen se remonta al 30 de marzo del año pasado. Fue en aquel momento cuando Turismo comunicó a Patrimonio, con competencias en la materia, su intención de marcar con nuevos elementos el trazado francés del Camino entre O Cebreiro (Lugo) y O Pino, concello a las puertas de Compostela. Por aquel entonces, el departamento promotor de la iniciativa todavía no había elaborado el manual de imagen jacobea que ahora ya maneja. Sin embargo, sí había adelantado al órgano supervisor por dónde irían los tiros de dicha publicación.

Leídas las pretensiones de la agencia, Patrimonio emitió el 3 de diciembre del 2014 una resolución que incluía tres enmiendas. De ellas, finalmente, Turismo solo ha escuchado una: emplear en los paneles informativos madera en lugar de acero corten y metacrilato, «porque abonda con materiais máis modestos». Las otras dos las ha desoído total o bien parcialmente.

A medias ha desatendido una prescripción que, para «non crear confusión» entre los peregrinos que comienzan su aventura más allá de O Cebreiro y para «actuar correctamente», aconsejaba pactar con el resto de comunidades atravesadas por el Camino la estética de mojones, letreros y demás objetos. La agencia no lo hizo antes de aprobar inicialmente, la semana pasada, los nuevos modelos de señales. Sin embargo, la directora de la entidad, Nava Castro, afirma que en breve propondrá al Gobierno central la convocatoria en Madrid de una reunión especial para que en ese marco las otras autonomías asuman como propias las pautas gallegas.

La pelota, en el tejado de Feijoo

Por completo, además, Turismo ha hecho caso omiso de otro párrafo en el que los técnicos de Patrimonio, con el aval del número dos de la consellería, Jesús Oitavén, sentenciaban: «Os fitos axustaranse ao deseño dos actuais sen que apareza a marca Galicia, xa que se trata dunha referencia turística que non é apropiada para incorporar á sinalización da ruta xacobea».

Del argumento, que cuenta con el plácet del Comité Asesor do Camiño de Santiago, discrepa abiertamente Nava Castro. De ahí que se mantenga firme en su planteamiento. Dice confiar en que Cultura rectifique y no presente objeciones formales contra el manual de nueva imagen jacobea, cuya tramitación se halla en fase de alegaciones. Y, en caso de que sí lo haga, aguarda que Feijoo medie en favor de ella.

La Embajada de Corea del Sur no pone en cuestión la seguridad en las sendas de peregrinación

La Embajada de Corea del Sur en España emitió ayer una «posición oficial» a propósito de las declaraciones realizadas por el titular de la institución, Hee-Kwon Park, quien en sus manifestaciones había lamentado supuestos robos sufridos por compatriotas suyos en el Camino de Santiago y abogado por establecer «una línea caliente» con la Administración autonómica para «remediar» la situación. «Sus comentarios -reza el comunicado de la delegación diplomática de Seúl en Madrid- […] no deben interpretarse como la puesta en cuestión de la seguridad del Camino».

«La Embajada de Corea no tiene ninguna duda en que tanto el Camino como Galicia sean lugares muy seguros para los turistas, y aprecia además los fecundos esfuerzos que vienen realizando las autoridades de Galicia para garantizar la seguridad total de los visitantes extranjeros», prosigue la nota. La intención de Park, añade el escrito, era forjar un hilo directo con la Junta «con fines meramente preventivos frente a las probabilidades de que se produzca un acontecimiento inesperado que sea un robo o una pérdida en la ruta, entre otros». Y concluye: «La Embajada de Corea y el pueblo coreano muestran un gran afecto por el Camino de Santiago y España».

Policía y Junta también

Las palabras de Park recogidas por este periódico habían sido criticadas el miércoles por el deán de la catedral compostelana, Segundo Pérez. Ayer también las rebatieron tanto el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, como la máxima responsable de la Agencia de Turismo de Galicia, Nava Castro, ambos a preguntas de los medios.

Cosidó, de visita en Carrión de los Condes (Palencia), sentenció: «Los peregrinos se pueden sentir en España al menos tan seguros como lo están en sus casas. El Camino es una ruta segura en unos de los países más seguros del mundo». «No hay inseguridad en el Camino», defendió Castro tras reunirse con Park en Compostela, cita a la que acudieron también el jefe de la Policía Autonómica, Silverio Blanco, y el director general de Emergencias e Interior, Luis Menor.

Leído en La Voz de Galicia

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba