Los escasos albergues frenan el tirón del Camino de Inverno

Peregrinos por el Camino de Santiago de Invierno :: Guía del Camino de SantiagoLos alcaldes de los municipios por los que pasa demandan, de manera unánime, más instalaciones

El único albergue de la comarca de Valdeorras fue abierto en Xagoaza (O Barco). Depende del Ayuntamiento, pero está muy lejos del Camiño de Inverno, a unos tres kilómetros y la pendiente vuelve difícil el acceso. El aumento del número de peregrinos que eligen esta ruta en su viaje a Santiago de Compostela convierte la escasez de albergues en un serio problema para los gobernantes.

“Es la espina que tengo. No podemos abrir uno municipal, porque hay que atenderlo las 24 horas del día. Tendría que ser la iniciativa privada”, comentó Irene Dacal Feijóo, concelleira de Promoción Económica, Turismo, Comercio y Consumo. Del local de Xagoaza se ocupa una vecina, que se encarga de abrir y cerrar a los pocos peregrinos que se animan a desviarse de la ruta.

A la espera de que las gestiones iniciadas en un pueblo próximo fructifiquen, apuesta por la ubicación del casco antiguo de la villa. “En la Rúa Real hay muchas casas que podrían servir como albergue. Invito a que alguien se anime”, dijo.

El área recreativa de O Bañadoiro, ya en el tramo vilamartinés del Camiño de Inverno, poseerá el segundo albergue de la comarca. La obra de adaptación de la construcción actual a las exigencias de la Xunta ya fue adjudicada, costará aproximadamente 60.000 euros y deberá estar finalizada en septiembre, según dijo el alcalde, Enrique Álvarez Barreiro.

Hasta su apertura, los peregrinos deberán seguir usando establecimientos hoteleros. Estos realizan un 20% de descuento a los peregrinos, según explicó ayer la presidenta de la Asociación Amigos do Camiño de Inverno, Asunción Arias Arias. Comentó que los albergues más próximos a Valdeorras son los de Villavieja (Priaranza-el Bierzo), que abrió sus puertas en abril, y el de Quiroga (Lugo). Más adelante, Monforte carece de este servicio.

Con unos precios que oscilan en torno a los 6 euros por pernocta, la falta de establecimientos públicos es paliada en ciertos tramos de la ruta por particulares, cuyas tarifas oscilan entre los 12 y 18 euros.

“Entre todos tenemos que seguir insistindo a los ayuntamientos para que abran albergues. Es nuestro reto. Los polideportivos están bien para grupos muy grandes, pero no cubren el servicio”, añadió Asunción Arias.


Toiya: “Quiero devolver algo al camino”


Una expedición formada por siete peregrinos de nacionalidad japonesa llegó ayer a O Barco. Recorren el Camiño de Inverno dentro de los actos conmemorativos del 150 aniversario del inicio de relaciones diplomáticas entre Japón y España. No obstante, los fines de este viaje van más allá. “Aprovechan el 150 aniversario para dar protagonismo y difusión a la ruta”, comentó José Manuel Blanco Gómez, alcalde de Priaranza y uno de los impulsores de la peregrinación. “La idea es que, después, el Camino de Invierno se pueda exponer allí, en Tokio”, añadió.

El coordinador del grupo japonés, Masakatsu Toiya, es la segunda vez que recorre el Camiño de Inverno. “Es muy bonito. Está muy preparado y señalizado. No hay ninguna dificultad”, dijo. Continuó aludiendo al objetivo de su viaje: “Estamos haciendo esta ruta para promocionar el Camino de Inverno”. Sabe bien lo que dice. Son ya 11 los años que lleva viajando desde Japón para peregrinar a Santiago. “En los últimos 11 años, vine a España para hacer el Camino de Santiago entero. Recorrí más de 10.000 kilómetros”. Los fines promocionales no son los únicos que persigue: “Así puedo conocer España andando y también busco espiritualidad. Ahora quiero devolverle algo al Camino y pretendo promocionarlo”.

Leído en La Región

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba